Tribuna Campeche

Diario Independiente

Riesgo de regreso al semáforo rojo

Da click para más información

Campeche no está exento de retroceder al semáforo epidemiológico amarillo, naranja e incluso rojo, ante el riesgo que le representa su cercanía con Tabasco y Yucatán, donde la pandemia no concede tregua, advirtió el representante en México de las organizaciones Panamericana de la Salud (OPS) y Mundial de la Salud (OMS), Cristian Morales Fuhrimann.

El funcionario arribó ayer por vía aérea para participar en la reunión que celebrará la Secretaría de Salud Federal a través de la Dirección General de Calidad, para concientizar a los responsables del área en los Estados del sureste del país sobre la importancia de contar con un sistema de salud universal y resiliente, que garantice el acceso oportuno al servicio.

Ningún Estado está fuera de peligro, precisó. La población de Campeche hizo un sacrificio enorme en los primeros meses de la pandemia, disminuyendo de manera sustantiva la movilidad, y con eso limitó la transmisión de persona a persona del virus, pero tiene a Tabasco al lado y otros estados muy cerca, en donde es alto el número de contagios, y el virus no conoce fronteras de país ni entre las entidades.

Contar con un sistema de salud universal es como la población se puede defender del Covid-19. Que esté basado en la atención primaria que sale a buscar proactivamente los pasos en la comunidad, que brinda atención cercana y detecta casos sospechosos fuera de los nosocomios, apuntó.

Sin embargo, reconoció que la salud no depende sólo del sistema de atención, sino de otros factores sociales y medioambientales como la pandemia, la economía y otros aspectos, que podrían desencadenar una serie de enfermedades que atacan al ser humano, incluida la salud mental.

La pandemia lamentablemente nos vuelve atrás, insistió, y cuando se deterioran las condiciones económicas y no hay empleo, crece la pobreza extrema, y si no se dispone de servicios básicos se presentan impactos en la salud mental y en otros ámbitos, que complican las circunstancias por las que atraviesan los ciudadanos.

Se necesitan también determinantes sociales y medioambientales de la salud, que si se deterioran, como es el caso del Covid-19, finalmente impacta no sólo con el virus, sino en otras enfermedades, alertó.