Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pierden 170 mdp los transportistas

Da click para más información

Las alzas a combustibles, refacciones y servicios de mantenimiento y la pandemia del Covid-19 dieron el ‘tiro de gracia’ al sector transportista campechano, que reporta pérdidas por más de 170 millones de pesos, ya que hasta el momento no se ha incorporado la totalidad de la flota vehicular, que incluye a taxis y camiones urbanos y de carga, además de que el aforo en las unidades sigue restringido.

A casi 10 meses de la contingencia sanitaria, dirigentes transportistas aseguraron que la crisis económica del país los mantiene trabajando con ‘números rojos’, por lo que han tuvieron que guardar unidades e incluso desmantelar algunas para amortiguar la situación.

Coincidieron también en la falta de seriedad en la aplicación del “semáforo verde”, que representa la apertura de todas las actividades económicas, ya que sin argumento legal el Instituto Estatal del Transporte mantiene restricciones a la circulación de las unidades, lo que resulta contraproducente, pues si se pretende proteger la salud de los usuarios, se logra el efecto contrario. Al aumentar la movilidad humana se requieren por lógica más vehículos para su transportación, y no ha otorgado los permisos.

El representante de los transportistas urbanos y presidente de la Cooperativa ‘Murallas de Campeche’, Enrique Uribe García, recordó que alrededor de 210 camiones dejaron de prestar el servicio, lo que les causó pérdidas por más de 102 millones 375 mil pesos en lo que va de la contingencia sanitaria.

Y es que de 300 unidades que conforman la flota vehicular local, durante varios meses sólo 90 circularon, el 30 por ciento, cuyas ganancias diarias oscilan en dos mil 500 pesos, de los cuales dos mil 100 se destinan al suministro de 100 litros de combustible, entre 150 y 200 pesos para el operador, y similar cantidad para el propietario.

Como tuvimos parada el 70 por ciento de las unidades, lo que se acumulan son pérdidas, no ganancias, aseveró. Cada propietario debe lo que no debía antes por esta pandemia, y vamos a tener que reestructurar créditos o adquirir otros para poder subsanar gastos que no se pueden cubrir por ahora.

Son millones de pesos los que pierde el sector transportista local, y pese a los esfuerzos de los concesionarios para seguir circulando con los pocos ingresos económicos que obtienen, algunas empresas han tenido que parar unidades para no estropear toda su flotilla.

El parque vehicular es de más de 300 unidades, y realmente cada propietario está haciendo el mayor esfuerzo para seguir circulando, porque se han acumulado más deudas por la pandemia, aunado a lo que ya teníamos previamente, aseveró.

Aproximadamente un 10 por ciento, unos 30 camiones, han dejado de operar definitivamente, ante la falta de recursos para comprar piezas y llevarlos al taller para que les proporcionen mantenimiento. Incluso algunas han sido desmanteladas para reutilizar sus piezas en otras unidades.

Veinticinco unidades ya no están en circulación, e inclusive las están desmantelando. Se les han quitado llantas, baterías y otras piezas para reparar otras. No alcanza el ingreso para dar mantenimiento a las unidades como debe ser, por lo que se ha optado por hacer reparaciones de emergencia, cuando bien se puede, concluyó.

PIERDEN TAXISTAS 55 MDP

El exsecretario general del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), José Luis Arjona Jiménez, aseguró que a los ruleteros les ha ido como ‘en feria’, porque tuvieron que reducir al 50 por ciento el parque vehicular, lo que representó pérdidas de aproximadamente 55 millones 828 mil 500 pesos.

De 818 unidades, pararon 409 que operan en la ciudad, con ganancias al día desde 400 hasta 700 pesos, de los que entre 300 y 400 son destinados al llenado de combustible, de 150 a 300 al patrón y de 50 a 400 de saldo al taxista.

El ingreso ya no es como era antes. Ha bajado incluso hasta 50 por ciento. Si a un taxista le quedaba 150 o 200 pesos para llevar a su casa, ahorita le queda la mitad. Está muy crítica la situación, aseveró.

Y agregó que en un día bueno —fines de semana o días de quincena y festivos, principalmente— la unidad puede ganar más de 700 pesos, mientras que un día malo —contingencia sanitaria— sacan menos de 400.

La pandemia ha dado el ‘tiro de gracia’ al sector transportista, afirmó, sobre todo por las restricciones impuestas por el Instituto Estatal del Transporte (IET) para prevenir los contagios y la propagación del virus entre usuarios y prestadores del servicio, lo que no impidió que muchos ruleteros se contagiaran y algunos fallecieran a causa de la enfermedad.

Nadie esperaba la pandemia. De por sí las diferentes alzas en los combustibles e insumos nos está pegando. Ahorita es peor, nos restringieron el pasaje a dos personas en las unidades por seguridad de la ciudadanía y de nosotros, y bajó el uso del taxi. Eso parece nada, y sí nos perjudicó, subrayó.