Inicio»Local»Agua estancada de ocho meses afecta a más de mil reses

Agua estancada de ocho meses afecta a más de mil reses

0
Compartidos
Google+

HOPELCHÉN.— A ocho meses del paso de la tormenta “Cristóbal” —en junio del año pasado— permanecen inundadas alrededor de 13 mil hectáreas de la región de Chunchintok, donde murieron unas mil reses, que representan el 50 por ciento del hato, sin que hasta el momento las autoridades federales cubran las indemnizaciones que prometieron.

Raymundo Ek May, comisario municipal de Chunchintok, alertó a las autoridades de los tres niveles de gobierno, e indicó que se avecina la época fuerte de estiaje y aún siguen con agua con hasta dos metros de altura en esa zona.

Antes de esa tormenta, los 150 ganaderos del poblado tenían un registro de más de dos mil animales, y tras las fuertes inundaciones, “en que el agua alcanzó hasta siete metros de altura, se ahogaron alrededor de 800 cabezas. Otras 200 murieron después, por enfermedades de la piel, por estar mucho tiempo dentro del agua, y por neumonía, entre otras razones”, aseguró.

Los productores como pudieron llevaron a sus reses a las partes consideradas como montes altos, en donde no hay mucho pasto. Al paso del tiempo la yerba se está acabando por el tipo de terreno y la crisis empeorará porque muchas reses podrían morir por falta de comida.

El ganado que sobrevivió a las inundaciones en poco tiempo no tendrá pasto para comer, y eso nos preocupa mucho, indicó. Por eso pedimos a las autoridades de los tres niveles de gobierno que nos apoyen con pacas de forraje, silo o melaza, para poder enfrentar la temporada de estiaje, que de acuerdo a los pronósticos, será muy fuerte.

Reconoció que la Secretaría de Desarrollo Rural los apoyó con medicinas y alimentos para el ganado una vez que pasó la tormenta, aunque el Fondo de Aseguramiento Ganadero no reconoció las afectaciones totales a los productores y cumplió apenas con 20 por ciento del total de siniestros. Hay quienes perdieron hasta 10 reses, y sólo les reconocieron dos, afirmó, pese a que las pérdidas fueron cuantiosas.

Noticia anterior

Exigen jubilados pensiones dignas

Siguiente noticia

Rechaza Canainpa incremento al pan