Inicio»Local»Crece 553% el registro de violencia femenina

Crece 553% el registro de violencia femenina

1
Compartidos
Google+

En sólo dos años el registro de hechos de violencia contra campechanas pasó de 285 a mil 862 expedientes, por lo que el incremento es superior al 553 por ciento, y en orden de incidencia son principalmente por agresiones psicológicas, físicas y económicas, aunque las llamadas de auxilio se redujeron 33 por ciento durante la pandemia, y se reflejó más en el periodo conocido como de “ley seca”.

De acuerdo con el Instituto de la Mujer del Estado de Campeche (IMEC) y del Banco Estatal de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Banesvim), de 2018 a la fecha crecieron en mil 577 los hechos de violencia registrados en sus archivos, para totalizar mil 862 expedientes, lo que significa que a diario se presentan dos nuevas denuncias por agresión.

Las medidas tomadas por la Secretaría de Salud respecto a la ley seca han sido factor para la disminución de las llamadas de emergencia por violencia, pues en 2019 a diario se recibían de 10 a 12 al 911 y para 2020, derivado de la pandemia, se recibieron de ocho a nueve.

Desde marzo de 2020 se puso a disposición el número 981 241 3638 para atención vía mensajes y el correo electrónico [email protected], que está vigente todo el año, las 24 horas los siete días de la semana. Una usuaria puede ser víctima de más de un tipo de violencia, aunque en su mayoría son psicológicas, seguida de las físicas, económicas, patrimonial, sexual y otras.

El Banesvim administra la información procesada en la atención, prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, para instrumentar políticas públicas desde la perspectiva de género y derechos humanos. Para su operatividad se capacitó a servidores públicos responsables del ingreso de la información tanto del IMEC como de la Fiscalía General del Estado, el Poder Judicial y el Sistema DIF Estatal.

Los resultados han sido exitosos. El pasado 4 de noviembre el IMEC entregó al gobernador Carlos Miguel Aysa González el Informe de cumplimiento de la declaratoria de alerta de violencia de género contra las mujeres para el Estado de Campeche. Fue el primero que se entregó en un foro público a nivel nacional, en la que la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís Sámano, solicitó el levantamiento de la Alerta de Violencia de Género en el Estado, al significar que de las 25 recomendaciones dadas a la entidad 21 fueron solventadas, y están pendientes de cumplir cuatro, que ya están en proceso.

Hay 23 mujeres desaparecidas desde el 2019 en la entidad

El Observatorio de Violencia Social y de Género en Campeche (OVSGC) reporta 23 mujeres “no localizadas” en la entidad, desde 2019 a la fecha, y 2021 inició con dos feminicidios, lo que confirma el incremento en los niveles de violencia.

La coordinadora de Derechos Humanos del OVSGC, Estela Reyes, afirmó que durante la crisis sanitaria no disminuyó la violencia. Lo que ocurrió es que el Centro de Justicia para la Mujer y otras instancias oficiales por la pandemia no atendían, y provocó que las mujeres busquen asesoría desde otras vías, por lo que a través de su organización atendieron a 78 usuarias.

La campaña lo que trata es de ofrecerle a las usuarias atención gratuita de calidad, que le permita que puedan darle seguimiento a sus casos. De nueve a 10 por ciento de las atendidas requieren algún tipo de atención psicológica, que les permita llevar los procesos de manera más ligera.

Datos del OVSGC registran que en 2021 no han sido localizadas 10 mujeres, y  otras seis fueron ubicadas, y ya van dos feminicidios. En 2020 se tuvieron siete no localizadas, mientras que en el 2019 fueron seis.

La atención psicológica sigue subiendo, añadió, “porque en la pandemia es otra violencia. Es un síntoma social que por un tema estructural que se presenta en las familias, es de manera distinta tanto psicológica, física y económica, y existen otros tipos de violencia que no identificamos”.

La violencia durante mucho tiempo ha sido naturalizada, puntualizó, porque cuando se tiene una conducta así, aunque sea de manera ligera, es difícil que algunas mujeres logren identificarla rápidamente. Hay un proceso, que también lleva su tiempo.

Reyes aseguró que la violencia en la entidad se ha incrementado sobre todo en el hogar, y se refleja en los procesos de pensiones alimentarias para niños y niñas, por lo que las mamás han tenido que cubrir esas necesidades.

Noticia anterior

Dabar

Siguiente noticia

A pedir regreso a clases vino AMLO