Inicio»Local»Toman los colonos el Infonavit por casas defectuosas

Toman los colonos el Infonavit por casas defectuosas

0
Compartidos
Google+

En protesta por el mal estado, con techos y paredes cuarteadas de las viviendas que les entregó la constructora Sakbé en el Fraccionamiento Carzabela Bicentenario, y por la falta de respuesta del Instituto Nacional del Fondo de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), vecinos de ese suburbio tomaron las instalaciones de la dependencia, donde impidieron la entrada de trabajadores y afectaron a decenas ciudadanos que no pudieron realizar trámites.

Los más de 30 inconformes encabezados por Sheyla Moguel, arribaron a las oficinas del Infonavit, ubicado sobre la avenida Miguel Alemán, para protestar y bloquear los accesos, al tiempo que exigían la devolución de sus créditos para buscar mejores opciones, ante las pésimas condiciones de sus viviendas.

Con pancartas con la leyenda “Exigimos viviendas de calidad”, “No a los intereses”, “Exigimos solución para las 72 viviendas de Carzabela”, “Infonavit corrupto” y “Si a la Reversión”, bloquearon las entradas del Infonavit, e impidieron el ingreso del personal, quien les comunicó que la titular se encontraba indispuesta, por un problema de salud.

Sheyla Moguel acusó que la delegada Nayely Guadalupe Balam Chan no ha querido hacer válidas las prórrogas del pago de manera quincenal, por lo que han aumentado los intereses, y la reversión de créditos, por la pésima calidad de las viviendas que les fueron entregadas por la constructora.

En diciembre de 2019 nos entregaron las viviendas, pero presentamos quejas, ya que se construyeron con material de mala calidad, y con el extitular, Rafael Lezama Minaya se logró que nos dieran prórroga para el pago, y en algunos casos la reversión de créditos.

Sin embargo, aseguró que con la nueva representante no se ha llegado a ningún arreglo, y no quiere reconocer lo que se ha avanzado, por lo que a algunos trabajadores se les ha empezado a cobrar intereses de hasta 60 mil pesos.

Jorge Manuel Cruz expuso que a algunos trabajadores les están cobrando intereses de 30 mil a 60 mil pesos, pese a que ya habían logrado una prórroga. Tiene año y medio que estamos luchando para que nos den una solución sobre los departamentos de Carzabela, que presentan cuarteaduras en los techos y los cuartos y las bardas están a punto de caer.

Informó que por exigir la reversión de sus créditos para que puedan adquirir un patrimonio más seguro, algunos de los vecinos han recibido amenazas, y comentó que no quieren reparaciones. Compramos una casa nueva a 560 mil pesos, pero por la pésima calidad del material se está cayendo, y representa un riesgo para nuestra seguridad, indicó.

Noticia anterior

Darán segunda dosis a los adultos mayores

Siguiente noticia

Se niega Cotemar a inspección contable