Tribuna Campeche

Diario Independiente

Diezma sequía a miles de reses

Da click para más información

Alrededor de dos mil cabezas de ganado han sido diezmadas por impacto de la sequía en Candelaria, lo que representa pérdidas económicas por casi 30 millones de pesos, reveló el presidente de la Asociación Ganadera Local, Agustín Moreno Sotelo, mientras que en Escárcega y Hopelchén el hato presenta disminución de peso y otras enfermedades por falta de agua y pastos.

Moreno Sotelo, de Candelaria, señaló que en lo que va de la presente temporada de estiaje, este sector ha sido bastante golpeado, y aún faltan los meses críticos de intenso calor, por lo que la cifra podría aumentar mucho más. “Es difícil determinar la cifra exacta de decesos en los hatos, porque no todos reportan. Tan sólo a mí se me murieron 20 reses, y se calcula que más de dos mil han muerto a causa del calor y las enfermedades derivadas del clima. Los animales enferman de anemia, desnutrición, rabia o mal de paleta”, expresó.

Lo más recomendable para evitar o prevenir mayores decesos en esta temporada es llevar estricto control en vacunación y vitaminar a los animales. Lamentó que aparte de la sequía, los incendios los golpeen más, porque quienes queman no tienen el cuidado de ver que se extinga completamente, y una chispa puede generar que se quemen los potreros. Ya se han quemado más de mil hectáreas por esa causa.

Dio a conocer que entre las medidas que adoptan los ganaderos para esta temporada, algunos cuentan con reservas de alimentos, pastos para corte, pero hay otros que no toman las previsiones, porque siempre han recibido el apoyo del Gobierno del Estado con melaza y silo, con lo que logran paliar un poco la situación.

Armando Avalos Magaña, presidente de la Asociación Ganadera “50 Aniversario” de la Junta Municipal de División del Norte, indicó que por ahora no hay reportes de muertes de ganado por la intensa sequía, pero hay pérdida de peso, pues los pastizales se secan y se carece de agua.

Los dos principales problema en estos momentos son la falta de agua y alimentos, aseguró, y solicitó el apoyo de las instancias correspondientes para que reciban ayuda emergente en silos y pollinaza. Ya presentamos una solicitud y nos podrían apoyar con unas 50 toneladas en los próximos días. Mientras tanto, seguimos batallando, principalmente con el agua, pues los jagüeyes se secaron, y trasladar el líquido a los potreros representa dinero, cuando eso es precisamente lo que menos tenemos en estos momentos.

Juan Manuel Herrera Moo presidente de la Asociación Ganadera Local de Hopelchén, expresó que por falta de comida, anemia y falta de vitaminas, han muerto siete reses en la comunidad de Xmabén, en la llamada región de La Montaña. Muchas reses han caído y no se reponen, y existe la posibilidad de que mueran más.

La organización, precisó, tiene 140 socios y en conjunto registran alrededor de cinco mil cabezas de ganado. En Xmabén los productores le han pedido que gestione la intervención de la Secretaría de Desarrollo Rural para que médicos veterinarios acudan a los potreros y verifiquen porqué las reses están cayendo, pues les preocupa que mueran más.

Herrera Moo mencionó que las posibles causas de la mortandad de los animales podría ser debido al agua que han tomado y se contaminaron, o bien podría ser que el pasto no es suficiente y solamente están comiendo para sobrevivir. Es la anemia lo que los afecta, consideró.