Inicio»Local»Habrá más adictos si legalizan mariguana

Habrá más adictos si legalizan mariguana

1
Compartidos
Google+

La Comisión Estatal de Bioética (CEB) del Estado de Campeche advirtió que legalizar no sólo la mariguana, sino toda la sustancia de abuso, aumenta el riesgo de tener más usuarios, y por lo mismo más pacientes adictos, aunque lo que debería legalizarse es su investigación y facilitarla, haciendo expeditos los trámites de solicitud de permisos y destinar mayores recursos a los investigadores para entender los mecanismos que se activan en el cerebro, que tiene sistemas sensibles a esa droga.

La psicoterapeuta Patricia Ehuán Pérez, del Colegio de Psicólogos del Estado de Campeche y Región Maya, indicó que su consumo genera efectos en la salud mental y en el cerebro. Provoca daños en la memoria, que pueden durar una semana o más, tras la última vez consumida.

Depende, claro, de la cantidad del consumo y el activo denominado Tetra hidroc annabinol (THC), que es el principal constituyente psicoactivo de la cannabis, de ese grado serán los efectos. Entre más cantidades de activos, mayores los efectos, apuntó.

Por su lado, el Colegio de Médicos de Campeche respaldó el uso de esta yerba con fines medicinales, porque las sustancias derivadas de la mariguana ayudan a mitigar el dolor intenso, como el neuropático, por ejemplo, en pacientes con enfermedades terminales, que igual tienen derecho a una vida digna hasta el final. Hay personas con crisis compulsivas, que a pesar de todos los medicamentos que reciben, es difícil controlar su situación, y con el uso de la mariguana es lo contrario, planteó el organismo.

El doctor Eduardo García Solís, presidente de la Comisión Estatal de Bioética (CEB) del Estado de Campeche, reiteró que la mariguana es una droga, un compuesto psicoactivo que altera el organismo como el  alcohol, la nicotina y otros compuestos químicos.

Sin embargo en todos los casos, los posibles efectos secundarios negativos asociados con la mariguana deberían sopesarse contra los potenciales beneficios, “y si consideramos que ética y moralmente deseamos el bien, la legalización o no, es responsabilidad que no podemos soslayar”, indicó, al explicar que se utiliza en la epilepsia difícil de controlar, como es el síndrome de Lennox-Gastaut

Se pronunció por destinar más apoyos económicos para investigación, lo que no solamente permitirá tener conocimiento para prevenir el uso o rehabilitar al dependiente, sino también para entender los mecanismos que se activan en el cerebro, que tiene sistemas sensibles a esas sustancias.

Usando las dosis efectivas que la investigación científica puede determinar, y utilizarse con fines terapéuticos, tiene ventajas. Las drogas, entonces, se pueden ver como fuente de fármacos que faciliten el bienestar del humano.

Recordó que la Comisión de Estupefacientes de la ONU eliminó el 3 diciembre de 2020 el Cannabis de la Lista IV de la Convención Única de Estupefacientes de 1961, donde figuraba junto a opioides adictivos y letales como la heroína. Lo anterior, tras revisar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la mariguana y sus derivados. Más de 50 países tienen programas de cannabis medicinal, mientras Canadá, Uruguay y 15 estados de Estados Unidos han legalizado su uso recreativo.

La psicoterapeuta, Patricia Ehuán Pérez, del Colegio de Psicólogos del Estado de Campeche y Región Maya, expuso que la mariguana se relaciona con los denominados ‘pasones’ (dosis altas) que pudieran propiciar características como las de una crisis psicótica. Es decir, no saber lo que es real, alucinaciones y paranoia, mientras se esté bajo los efectos de la droga.

También genera daños en otras funciones ejecutivas, como la reducción en el autocontrol, con el consecuente aumento de la impulsividad, puede dañar las relaciones sociales, y en las familias puede provocar su desintegración, resaltó Ehuán Pérez.

El Colegio de Médicos insistió en que su consumo en exceso puede ocasionar adición o dependencia, y facilitar la ingestión de cocaína, metanfetamina, alcohol, nicotina y otras drogas.

“Se ha demostrado que la mariguana produce dependencia. El periodo de abstinencia se acompaña de un intenso deseo de consumirla, ansiedad, irritabilidad y dolor de estómago, así como falta de apetito e insomnio. Estos datos han sido contundentes para que se incluyera una guía para diagnosticar el síndrome de abstinencia a la mariguana”, expuso el Colegio.

Noticia anterior

Dabar

Siguiente noticia

Fueron pocas las cantinas que reabrieron