Inicio»Local»Escasea miel por la falta de lluvias

Escasea miel por la falta de lluvias

0
Compartidos
Google+

Aunque está escasa por la ausencia de lluvias, existe gran demanda de miel en los mercados nacional e internacional, y por el momento hemos captado mil toneladas del dulce, cuyo precio está a 50 pesos el kilo con remanente y a 55 sin él, mientras en la cosecha anterior el costo fue de 30 pesos.

Así lo informó el presidente de la Sociedad de Apicultores de Champotón, Pedro Ehuán Coyoc, y precisó que aún falta un mes para concluir la cosecha, por lo cual esperan lograr entre dos mil 500 y tres mil toneladas.

“Toda la miel es entregada para su comercialización, tenemos un inventario de 100 mil colmenas y tres mil apicultores en Champotón”.

El líder de los apicultores comentó que la planta no cierra sus instalaciones, y todo el año recibe producto, siempre y cuando tenga la humedad y calidad necesarias, pues por la pandemia hay mucha demanda.

Por ahora estamos arriba de las mil toneladas, recalcó, y confió en finalizar la temporada con acopio de dos mil 500 a tres mil, pues manejan buen precio para los verdaderos apicultores, a 50 pesos el kilo con remanencias, además de apoyos en alimento para las abejas.

“Los apicultores que entregan a ese precio en la planta de Champotón podrán tener fructuosa, azúcar y algunos medicamentos para las enfermedades, y a quienes no desean el remanente se les paga a 55 pesos el kilo, pero no reciben ningún apoyo”.

Ehuán Coyoc reveló que adquirieron tres mil 500 sacos de azúcar y tres mil 500 de fructuosa, para distribuir entre los productores al finalizar la cosecha, para alimentar a las abejas.

“La cosecha ha sido escasa, no ha llovido en estas regiones, y aunque los árboles han tenido floración, no tienen néctar por falta de humedad de la lluvia”.

Explicó que aunque son tres mil apicultores con un inventario de 100 mil colmenas entre todos, un tambor de exportación debe llevar unos 300 kilos netos de miel. Su peso es de 320 kilos por los 20 de la tara.

“Un apiario de 35 a 40 colmenas escasamente logra tener un tambor con la escasez que hay, cuando debería dar entre dos y tres, lo que ha originado que el productor busque otros espacios de árboles”.

 

AFECTACIONES

La demanda, insistió el dirigente mielero, existe a nivel mundial, pues así como es recepcionado el dulce, lo embarcamos. No hay producto en las bodegas, pero mueren muchas abejas porque no retornan a sus panales, lo cual es atribuido al uso de celulares.

“No logran ubicarse para retornar con sus antenitas, es decir, salen de sus colmenas en busca de polen, se pierden y mueren. Además de que tienen otros enemigos naturales como telarañas y pájaros. La muerte de una reina es la pérdida de un panal, de ahí a que hagan otra nodriza, mueren”.

Otro problema es la tala, que está acabando con los árboles en los campos, y todo redunda en escasez.

Lo bueno es que está a buen precio, y con la demanda que hay por la pandemia, la miel es un elemento que está atenuando el Covid-19; el año pasado sólo en planta vendieron 80 toneladas, cantidad nunca antes comercializada, refirió.

“Por eso se puso una tienda ahí para la gente que vive en Champotón, o que está de paso; tenemos los análisis de calidad para el mercado nacional, y hasta ahora tenemos vendidas 100 toneladas de miel, y lo demás es para el mercado europeo. Aclaro que la planta es de los apicultores, así que el dinero regresa a los productores de Champotón”.

Noticia anterior

Con semáforo verde van 178 defunciones

Siguiente noticia

Chatarra de Pemex, negocio de directivos