Inicio»Local»Violencia doméstica ya golpea a hombres

Violencia doméstica ya golpea a hombres

0
Compartidos
Google+

En los últimos cinco años al menos 508 hombres han sido víctimas de violencia doméstica en el Estado de Campeche, y recibieron atención en las unidades de salud, derivado de agresiones psicológicas y físicas que enfrentan en su hogar, y se han incrementado las consultas con psicólogos debido a esos hechos, y a las consecuencias generadas por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la violencia familiar es un acto de poder u omisión intencional, dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional o sexualmente a cualquier integrante de la familia.

Lo anterior dentro o fuera del domicilio familiar, por quien tenga o haya tenido algún parentesco, sea consanguíneo, por afinidad, o uniones como el matrimonio, el concubinato u otro tipo de relaciones y que por efecto cause un daño.

Entre las consecuencias destaca la depresión, el estrés, la crisis emocional, la indefensión, enfermedades, baja autoestima, nula capacidad para relacionarse con los demás, limitación del desarrollo intelectual, discapacidad e incluso muerte.

La Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud señala que el hombre no escapa a la violencia, aunque  no se aborda de manera plena y libre, a diferencia de las agresiones a mujeres, por aspectos culturales, tabúes, mitos y  patrones de conducta.

Entre las formas de violencia destacan la física, como son los golpes; la psicológica, con amenazas y humillaciones; verbal, con insultos; y el  ejercicio de la fuerza en las relaciones sexuales, siendo casos extremos las amenazas de muerte, el hostigamiento y el homicidio.

Cuando la violencia es una conducta aprendida que se reproduce, indicó. En cada  generación existe una tendencia a que aquellos hombres y mujeres violentados en la infancia, probablemente repitan esa misma conducta en la edad adulta.

La violencia de género es un fenómeno repetitivo, cuyos niveles de intensidad van en aumento, sin importar sexualidad, cultura, edad, educación o clase social.

La información relacionada con la violencia hacia los hombres es mínima, debido al arraigo cultural de las premisas sociales que ‘normalizan’ la violencia, la percepción de que este tema es de índole privado, como por las reacciones de vergüenza, temor o desprestigio que conlleva el hablar de maltrato”, destaca la DGE en el informe violencia intrafamiliar contra los hombres.

Lamentablemente la mayoría de las víctimas no denuncian la violencia intrafamiliar y las agresiones. El número oficial de los que sí lo hacen es inferior al real, y con frecuencia las denuncias no se registran como delitos.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Anuncian restricciones por semáforo amarillo