Inicio»Local»Alzas de hasta 46% en precios del cerdo

Alzas de hasta 46% en precios del cerdo

0
Compartidos
Google+

Por el imparable incremento en los precios de la carne de cerdo en que incurren los proveedores yucatecos, las ventas a los consumidores del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” se desplomaron en más de 50 por ciento, confirmaron tablajeros, e indicaron que al principio del año el kilo estaba a 75 pesos pero actualmente llegó a 120, es decir, alza del 46 porcentual.

Mientras a nivel nacional el Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne) ubicó a Campeche, junto con Aguascalientes y Yucatán como las entidades donde se han registrado los incrementos más altos en precios de cárnicos, los tablajeros locales argumentaron que nada pueden hacer ante la voracidad de los proveedores yucatecos, quienes de manera frecuente modifican sus tarifas y al final de esta cadena los consumidores resultan más afectados.

De acuerdo con el Comercarne, el de cerdo es el segundo cárnico más consumido en el país, con un promedio de 18.9 kilos por mexicano al año, mientras que el de res es de 15.1 y el de pollo, que está en primer lugar, registra 34.1. Sin embargo, el porcino es el que ha tenido mayor incremento en sus precios con un promedio de 17.6 por ciento tan solo durante la primera quincena de julio.

Diego Ávila Casanova, expendedor del “Sáinz de Baranda”, admitió que no atraviesan por un buen momento. “Las ventas se desplomaron como en 50 por ciento. Hace como tres meses hubo incremento de 20 a 25 pesos el kilo que no fue por nosotros, sino por la empresa yucateca que distribuye cerdos, y desde ese tiempo no ha mejorado”.

Los tablajeros coincidieron en que este precio ya viene desde los productores, por lo cual ellos únicamente venden al consumidor. Actualmente el precio oscila entre los 100 y 120 pesos el kilo, y las ventas decaen cada vez más.

“El precio estaba entre 75 y 80 pesos el kilo de puerco al principio del año, ahora está entre 100 y 110. En ocasiones para sacar la venta tenemos que darlo en 100, 110 ó 90 pesos, o como caiga, no creas que nosotros le subimos, ellos incrementan sus tarifas y nos obligan a vender caro”, admitió Alberto Montejo.

Los precios fueron incrementando desde noviembre, y hasta la fecha no se ha visto alguna disminución, lo que ha afectado mucho nuestra economía. “Para la venta de pibipollos ya se había disparado el precio. Si a nosotros nos incrementan de cinco a 10 pesos por kilo, no podemos subirle en la misma proporción al público, porque lo ahuyentamos, y tenemos que absorber esos costos para evitar irnos a la quiebra total”, añadió.

Por su parte, expendedores de carne de res indicaron que el producto no ha tenido cambios durante este año, por lo que las ventas se han mantenido. Don Adalberto Chablé precisó que el kilo ha oscilado entre los 120, 130 y 140 pesos, dependiendo de lo que pida la gente, y que ha habido abasto suficiente para atender a los clientes.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Aumenta el tomate y baja el aguacate