Inicio»Local»Sin empleo más de 8 mil 600 jóvenes

Sin empleo más de 8 mil 600 jóvenes

0
Compartidos
Google+

Los jóvenes pertenecen al sector poblacional más afectado por la pandemia del Covid-19, pues por lo menos fueron despedidos ocho mil 600 de los que laboraban antes del confinamiento social, y el 50 por ciento de los que estudiaban presentan problemas para continuar con sus clases en línea, sea por carecer de equipos de cómputo o por no tener conectividad a Internet.

Aunado a ello, debido al encierro a que se vieron sometidos durante los meses más críticos del confinamiento, los jóvenes fueron los más endebles para sortear esta crisis y encontraron en el consumo de alcohol y otras sustancias su única vía de escape.

Ante esta situación, dirigentes juveniles de tres partidos políticos coincidieron en proponer programas emergentes para apoyar a los emprendedores, ayuda psicológica, infraestructura digital y políticas públicas sólidas que contribuyan a que los jóvenes crezcan profesionalmente.

La contingencia por Covid-19 cambió hábitos en los jóvenes y propició que se enfrentaran a diferentes panoramas, como el home office, estudios en línea, falta de oportunidades a egresados e incluso afectaciones en su salud mental por la ansiedad y la suspensión de las actividades a las que estaban acostumbrados.

La Encuesta de Juventudes Campeche 2020 “Nuevas Experiencias. Nuevos Paradigmas” que realizó el Instituto de la Juventud de Campeche (Injucam) a tres mil jóvenes de 12 a 29 años de edad, arrojó que durante los meses más críticos el 25.69 por ciento realizó home office, el 23.48 por ciento laboró de manera presencial, al 20.60 por ciento los despidieron de su trabajo, al 9.86 por ciento los cesaron con la promesa de que después de la cuarentena los recontratarían y 3.65 por ciento tras ser cesados, emprendieron otras actividades laborales.

Con las nuevas restricciones implementadas por las autoridades sanitarias a partir del pasado lunes 28 de junio, se estima que este sector poblacional volverá a ser afectado, y que quienes encontraron empleo temporal —por ejemplo como activistas en las campañas políticas—, volverán a quedarse sin alguna fuente de ingreso.

De acuerdo con cifras oficiales, en Campeche el 66.27 de los jóvenes estudia (unos 186 mil 82 aproximadamente), el 14 por ciento tenía un trabajo antes de la pandemia (alrededor de 43 mil 413) y el 20.60 por ciento se encuentra actualmente sin empleo, es decir unos ocho mil 600.

El presidente del Consejo Ciudadano de Seguimiento de Políticas Públicas en Materia de Juventud en el Estado de Campeche (Consepp), Waldemar Antonio Caraveo Medina, señaló que la pandemia ha afectado principalmente al rubro educativo, porque al menos la mitad de los jóvenes que hay en el Estado no cuentan con Internet o herramientas digitales, principalmente en las comunidades rurales, y pese a que les dieron computadoras, no les sirvieron porque no hay conectividad.

La salud mental también se ha visto afectada, porque muchos tenían problemas en sus casas y asistir a sus escuelas se convertía en su escape, por lo que al estar encerrados les detonó la violencia y la ansiedad, problemas que son difíciles de tratar, porque no todos tienen los recursos para pagar apoyo psicológico y tomar terapia.

Durante la pandemia se incrementó el consumo del alcohol, pues a pesar de las etapas con  ley seca, muchos buscaron la manera de conseguirlo, y ahora con la venta con horarios establecidos se surten para tener por varios días, lo que provoca que la ansiedad  propicie que se junten y realicen fiestas clandestinas.

En cuanto al desempleo, lamentó que muchos jóvenes que ocupaban puestos temporales o de confianza, con la pandemia fueran los primeros en ser despedidos. En la mayoría de las empresas los cesaron, porque eran de medio tiempo, y es más fácil eliminarlos que a los que ya tienen años.

“Se necesitan programas emergentes para rescatar los autoempleos o emprendimientos, porque los que existen están dirigidos a quienes ya tienen años en ello, y no para jóvenes que son menores de 23 años e incluso no se les da crédito porque no se les consideran aptos para ello”, comentó.

Noticia anterior

Dabar

Siguiente noticia

Apoyo federal para 13 mil “ninis”