Tribuna Campeche

Diario Independiente

Piden frenar a tortilleros abusivos

Da click para más información

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debe realizar su trabajo y verificar que los molineros no abusen con el incremento de precios a productos como la tortilla, porque lesiona la economía de los obreros, ya que mientras el kilo debe ser vendido a 18 o 19 pesos, en esta ciudad se ha generalizado su comercialización en 22, denunció el secretario general de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), José Alain Sánchez López.

Por ello, pidió a la dependencia federal realizar operativos de verificación a las tortillerías, que desde principios de julio incrementaron el precio de la tortilla, por lo que actualmente se vende hasta en 22 pesos el kilogramo, subrayó. A nivel nacional se publicó la lista del precio por Estado, por lo que en Campeche no debe rebasar los 20 pesos, pero va de 21 a 22 pesos.

Por eso exhortó al personal de la Procuraduría Federal del Consumidor a proceder con la verificación a este tipo de establecimientos, pues expuso que los constantes incrementos a los precios de la canasta básica y la tortilla lesionan la economía de los obreros.

Se supone que hay precios establecidos por la Profeco los deben respetar y acatar los dueños de las tortillerías, por lo que es urgente que tomen la decisión de intervenir e impidan que continúen los abusos.

Sánchez López pidió a los obreros que presenten las denuncias ante la Profeco por los incrementos que se han presentado en los diversos productos, como es el caso del gas, los combustibles y la tortilla, entre otros.

Hay que denunciar los abusos de los comerciantes, pues no es justo pagar precios que no están autorizados, pero la intervención para corregir las irregularidades corresponde a la Profeco. Es la dependencia que debe atender la problemática.

 

JUSTIFICADA ALZA

Por su lado, el presidente de la Asociación Cuarta Generación de Industriales de la Masa y la Tortilla, Carmelo Salvador Jiménez, reconoció que la Profeco no les ha aplicado multas ni clausurado negocios, y admitió que desde el aumento de precios las ventas se  ha desplomado en alrededor del 20 por ciento.

Ante el comunicado de la dependencia federal respecto al precio del kilogramo de tortilla en el Estado de Campeche que debe ser de 18 pesos, aseguró que el incremento que aplicaron en julio se encuentra justificado, pues la tonelada de harina del año pasado a la fecha ha subido más de tres mil pesos.

El año pasado estaba en 11 mil 596 pesos la tonelada de harina, y lamentablemente en el segundo trimestre que va del 2021, ha llegado a 14 mil 971 pesos, por lo que tuvimos que realizar un reajuste al precio de la tortilla”.

Jiménez repuso que continúa el hostigamiento del personal de la Profeco contra los 44 socios de Ciudad del Carmen, y algunos de San Francisco de Campeche, lo cual es indebido, pues han sido expuestas las razones para el incremento.

“La tortilla quedó liberada hace años. Ya no es un producto de primera necesidad, lo sacaron de la canasta básica por el Gobierno Federal, y la Profeco no tiene facultad para quitar y poner precios. Está facultada únicamente para verificar que se tenga a la vista la lista de precios, y que las básculas no excedan más de 10 años de uso y estén debidamente calibradas”, insistió.