Inicio»Local»Sobreviven a pandemia boleros del mercado

Sobreviven a pandemia boleros del mercado

0
Compartidos
Google+

El oficio de bolero se aferra a la sobrevivencia, a pesar de la pandemia que azota a la entidad, pues a sus más de 50 años de existencia cerca de 13 personas aún mantienen su espacio en conocida área del mercado ‘Pedro Sáinz de Baranda’, aunque actualmente sólo tres se presentan a trabajar.

El secretario general de la Unión de Aseadores de Calzado del Mercado ‘Pedro Sáinz de Baranda’, Juan Gualberto Cahuich Díaz, mencionó que al principio había poco más de 20 boleros, de ahí bajaron a 17 y actualmente son 13, tras el deceso de cuatro por cuestiones naturales.

No han llegado los relevos de los difuntos, porque esto es como herencia. Es un espacio que los familiares tienen el derecho de agarrar, pero no han mandado a nadie, por lo que se mantiene, aunque la realidad es que lamentablemente no hay trabajo.

A la fecha son 10 boleros los que de una u otra forma salen a buscar otra fuente de ingresos, pues debido a la pandemia la situación económica se ha recrudecido. Esto es a nivel general, por lo que muchos buscan en otros espacios para poder obtener los ingresos que les permitan llevar algunos recursos a sus familias.

Otros, como es su caso, se encuentran de base, es decir, todo el día de nueve de la mañana a tres de la tarde, porque obtienen un recurso mensual debido a su antiguo trabajo, hay quienes tienen en este oficio su principal fuente de ingresos y los de edad avanzada reciben dinero federal a través del programa para adultos mayores. No les alcanza. Por eso salen a buscar trabajo, aunque algunos están guardados por temor a la pandemia, señaló.

La boleada tiene un costo de 25 pesos, que es un precio accesible, pero que no todos están dispuestos a pagar, primero porque las generaciones han cambiado y los caballeros que tenían como punto de reunión este espacio para recibir el servicio y conocer de los aconteceres de la ciudad, ya son personas arriba de los 60 años, y los jóvenes se enfocan en otro tipo de gustos y calzados.

Cuando la temporada era buena se lograba sacar entre 100 y 120 pesos al día, pero ahora es muy contado el número de los que solicitan el servicio.  Se cobra 25 pesos por la tinta, crema, grasa y todo, o sea boleada general, pero pese a lo bajo del costo el negocio empezó a decrecer.

Se quejó que después de las campañas políticos y de que una gran cantidad de candidatos pasaran por el área a tomarse la foto y a prometerles mejoras del espacio, apoyos y hasta programas en beneficio del oficio, hoy simplemente se encuentran igual que siempre, esperando que cumplan sus promesas.

Noticia anterior

Piden frenar a tortilleros abusivos

Siguiente noticia

Aumenta en 19% cifra de suicidios