Tribuna Campeche

Diario Independiente

Confían transportistas en que Layda resolverá diversos problemas

Da click para más información

Una esperanza representa para concesionarios de las diversas modalidades de transporte público la llegada de Layda Elena Sansores San Román al Gobierno del Estado, para resolver temas como los excesivos cobros de permisos y trámites burocráticos que han impactado al sector.

Enrique Uribe García, socio de “Murallas de Campeche”; Fernando Martínez Rodríguez, del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV); Hugo Sánchez, del Colectivo de Tenabo; Gelsi Arcos, de Redes Sociales Taxistas, y demás concesionarios, señalaron que desde el Instituto Estatal del Transporte (IET) se ha empeorado la economía de quienes viven de esta actividad, que ha sido saturada.

Y manifestaron que en campaña, la virtual gobernadora electa se reunió con los transportistas en su domicilio, desde se estableció un diálogo cordial en el que se hicieron propuestas, se concretaron avances y compromisos para mejorar el servicio de taxis, transporte de pasaje y colectivos.

Además, se le sugirió que la persona que fuera designada para el IET fuera alguien con conocimiento del ramo, expuso Uribe García, confiando en que se cree una agenda política en la que tengan cabida los transportistas que han sido dañados con el incremento en el combustible como producto de la reforma energética, así como por la saturación en el sector.

De su lado, Martínez Rodríguez, del FUTV, indicó que el IET los ha obligado a manejar una excesiva cantidad de copias por cada tipo de movimiento a realizar, y dio cabida a una cantidad de ayudantes que rebasa por mucho las fuentes de trabajo, generando desorganización y desempleo.

En tanto, Hugo Sánchez, del Colectivo de Tenabo, externó que “hasta la fecha, somos obligados a mantener un precio insostenible para los transportistas bajo amenaza de perder la concesión, esto dicho por el IET; por esta y otras razones es necesario reformar la ley, que es inservible”.

Gelsi Arcos, de Redes Sociales Taxistas, acusó que las ruleteras que emprendieron un proyecto para dar servicio rosa, no incurrieron en un acto desleal, sino que se pretendía sumar y modificar la atención, a cambio recibieron amenazas de compañeros que representan a diversos radiotaxis.