Inicio»Local»Difícil temporada para las pulperitas

Difícil temporada para las pulperitas

0
Compartidos
Google+

Las llamadas pulperitas ubicadas en diversos sitios de la ciudad, advirtieron que esta temporada la ven un poco difícil debido al alto precio del molusco, y no muchos ciudadanos están dispuestos a pagarlo, por lo que algunas tienen que ingeniárselas para que crear otras versiones del producto, y así no tener mermas.

Caso contrario de los pescadores, quienes manifiestan tener regulares ganancias, las mujeres dedicadas a la venta de pulpo cocido puntualizan que el costo es alto en comparación a años anteriores, lo que se refleja en la adquisición de menos kilos, pues no se logran vender, y muchas veces lo tienen que dar a precio más bajo, teniendo una ganancia mínima.

Así lo expresó Zoila Hernández Martín al especificar que ella vende el producto por pieza, siendo a partir de los 50 pesos el más barato y pequeño, para de esta manera lograr ganar algo.

“La ganancia es poquita, porque está caro el pulpo; a veces compro 10 kilos, son 800 u 850 pesos, y tengo qué ver cómo venderlos para que pueda sacar aunque sea un poquito de ganancia, no mucho, pero al menos para el carbón”.

A este costo, comentó, es casi imposible poder adquirir otros productos marinos como camarón, cangrejo o caracol, pues también están a precios altos; “ahorita con lo poquito que vendo no he podido ni comprar manitas de cangrejo, ni caracol, ni camarón, porque todo está caro; camarón sí hay quien lo ofrezca, pero dicen que está a 370 el kilo”.

A esto se suma el hecho de que muchas tienen que buscar darle variedad al pulpo para poder venderlo, como es el caso de Leydi Hernández Martín, quien relató que elabora diferentes platillos para no tener pérdidas.

“Aquí lo importante es no perder el producto, porque ahorita está caro, y cuando baja la venta se nos queda, y no es poco, sino regular, entonces para no perder lo hago frito, embizcochado, en su tinta, y ya no tengo que estar trayendo el pulpo recalentado, sino que lo traigo de otra manera”.

Dejando entrever que la venta del molusco no se compara a la de años anteriores, cuando lograba comercializar hasta 15 o 20 kilos por semana, pero ahora con trabajos logra los cinco, y apenas 10 en sábado y domingo.

Falta ver cómo se desarrolla esta temporada de pulpo en los siguientes meses, en los que se estima pueda bajar el precio, aunque no es seguro.

Noticia anterior

Sí volverán a aulas 3 mil 500 alumnos del Conafe

Siguiente noticia

Layda Sansores ya es gobernadora electa