Inicio»Local»Vírgenes de Santa Lucía e Izamal van a San Román

Vírgenes de Santa Lucía e Izamal van a San Román

0
Compartidos
Google+

Al son de “La Guaranducha” y “La Cananga”, las vírgenes de la parroquia de Santa Lucía y la de Izamal, Yucatán, llegaron en peregrinación al santuario del Cristo Negro de San Román para celebrar sus 456 años de haber llegado a tierras campechanas, donde el baile y la fe se combinaron en un mismo lugar.

Este día también se recordó a la Virgen de los Dolores, la cual se conmemora en honor a los cinco dolores que tuvo durante la pasión de Cristo, y con ella se hace alusión a todas las situaciones que acontecen en el país y el mundo.

Al lugar también acudieron el sacerdote de la parroquia de Santa Lucía, Roberto Ferráez Valladares; el franciscano de Izamal, Mario Moo Chablé, y fray David Pool Paredes, quienes bendijeron a los presentes y ofrecieron la celebración eucarística.

Como en anteriores días, la peregrinación llegó con música y bailarinas con el traje típico de campechana, incluso la escultura de Santa Lucía también lució así, las cuales entraron cargadas, en tanto otros fieles llegaron en un transporte urbano para formar parte de la celebración.

Fray David Pool indicó que la peregrinación siempre es el motivo hermoso del pueblo de Dios para ir al encuentro de nuestro Señor, y que el 15 de septiembre también es una ocasión para orar por nuestra patria, sobre todo en estos tiempos difíciles, tanto para nuestra nación como para todo el mundo.

“Hemos venido con este amor, movidos precisamente por la palabra de Dios para reunirnos en la eucaristía, y pedirle a Señor por la intercesión de la santísima Virgen María que cese la pandemia, y sobre todo que auxilie de nosotros la fe, la esperanza y el amor”.

El religioso manifestó que se celebra la presencia de la Virgen María al pie de la cruz en compañía del discípulo Juan, y al contemplarlo Jesús nos enseña la Iglesia cuando le dice que ahí tiene a su hijo, y que este tiene a su madre y su manto.

“Aún tenemos esa misión de Dios de estar con su Iglesia, y es la que nos lleva a acercarnos a su pueblo; vemos cómo María comprendió cuál era la misión que tenía que realizar a lo largo de toda su existencia”.

Noticia anterior

Con lesiones graves al colisionar contra árbol

Siguiente noticia

Confían hoteleros en tener más contacto con Gobierno