Inicio»Local»Que corruptos repongan daños que provocaron

Que corruptos repongan daños que provocaron

1
Compartidos
Google+

El Congreso del Estado dio entrada a una iniciativa para reformar el Código Penal local e imponer de dos a nueve años de prisión y multa de 100 a 400 UMAS al servidor o exservidor público que simule el reintegro de recursos, y de uno a ocho años de prisión y multa de 30 a 150 UMAS al que incumpla sus deberes, en lo que consideró como medida  para combatir con energía la corrupción.

Durante la cuarta sesión de la LXIV Legislatura, se dio lectura a la propuesta del diputado por Morena, José Antonio Jiménez Gutiérrez, que se armoniza con el modelo nacional y plantea reformar los artículos 286,  289, 291 y 300, para ampliar el catálogo de conductas sancionables por afectar el correcto ejercicio del servicio público, y se fortalece a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, la cual además tendrá la obligación de perseguir y buscar el resarcimiento del daño o en su caso, la sanción para estas conductas que durante años se normalizaron.

Se crea el capítulo ‘Simulación de Reintegro de Recursos’, para castigar a quien ordene o autorice el reintegro de recursos públicos a las cuentas bancarias de carácter federal, estatal o municipal que le sean asignadas, para resarcir el patrimonio o solventar las observaciones de las auditorías de la Federación o del Estado y de la Contraloría local, y los desvíe a un fin distinto.

Asimismo, el capítulo ‘Incumplimiento del Deber Legal’ para sancionar a quien deje de cumplir con sus funciones, con el fin de prevenir que las personas que reciben una remuneración con cargo al erario sean omisos e indolentes en el cumplimiento de sus atribuciones contenidas en la ley.

La iniciativa fue turnada para su estudio y dictamen a las comisiones de Puntos Constitucionales y Control Interno de Convencionalidad, y de Procuración e Impartición de Justicia.

Noticia anterior

Citaría el Congreso a Buenfil Montalvo

Siguiente noticia

Pocos menores solicitan vacunarse