Inicio»Local»Deficiente vigilancia en varias comunas

Deficiente vigilancia en varias comunas

0
Compartidos
Google+

En Hopelchén el parque vehicular de la Policía Municipal cuenta con tres patrullas viejas, de las cuales dos están en circulación, las 615 y 597, respectivamente, y la 569 está arrumbada a un costado de la Comandancia, junto a la barda del estadio béisbol de la Unidad Deportiva “20 de Noviembre”, al parecer por desperfecto en su motor.

El Municipio cuenta además con el apoyo de la Policía Estatal Preventiva (PEP) que dio en comodato a la Policía Municipal seis patrullas con números económicos 329, 410, 472, 529, 540 y 54, aunque la 329 está inservible, arrumbada también a un costado de la barda del estadio de béisbol.

Se investigó que las patrullas propias del Municipio son la 615, que está en el destacamento de Dzibalchén, y la 597 en Bolonchén de Rejón; en Iturbide está la 410, que es de la PEP. Las restantes cuatro unidades de la PEP apoyan en la vigilancia, seguridad y protección a la ciudadanía en la cabecera municipal, y recorren las comunidades, principalmente la región de La Montaña.

Candelaria sólo tiene tres unidades en funcionamiento para dar servicio a más de 160 comunidades, incluidas las dos juntas municipales de Monclova y Miguel Hidalgo, mientras que ocho patrullas permanecen fuera de servicio por averías diversas.

El parque vehicular debería ser de 11 unidades, pero sólo tres están en circulación para brindar seguridad a todo el Municipio, lo que resulta insuficiente. La anterior administración entregó dos unidades más para llegar a seis, pero de dos años para acá tres presentaron fallas y quedaron fuera de servicio. En la actualidad sólo funcionan las 517, 518 y 406. Los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) se retiraron del Municipio hace cinco días, porque el Ayuntamiento dejó de brindarles alimentación.

La situación de la Policía Municipal de Calakmul es complicada, pues en el trienio pasado no se invirtió en seguridad pública y dejaron a los elementos con equipo en precarias condiciones, pocas unidades y algunas en pésimo estado, además de que no reciben uniformes, calzado y fornituras nuevas.

Las nueve unidades están en el corralón, pues la mayoría no recibió mantenimiento oportuno, y así están cuatro de siete motocicletas. Sin estación de policía, con dos patrullas municipales y cuatro motocicletas, es imposible garantizar la seguridad y atender a las 82 localidades, indican los elementos de la corporación.

En Palizada hay nueve patrullas, dos motocicletas y una lancha fuera de borda. Sólo cinco están en buenas condiciones y tres son utilizadas para patrullaje y vigilancia en diversas partes de la cabecera municipal. Las otras dos se encuentran en los filtros y módulos de vigilancia en la entrada de la ciudad, y otra en el entronque de la carretera Palizada-Jonuta, Palizada-Santa Adelaida.

Hay cuatro patrullas en pésimas condiciones, dos están tiradas y abandonadas en el patio vehicular, otra en el taller mecánico del Ayuntamiento y una más asignada al Centro Municipal de Protección Civil, y la pintaron de color naranja. Las dos motocicletas igual se encuentran en pésimas condiciones y abandonadas en los patios del nuevo edificio de la Policía de Seguridad Pública Municipal.

En Hecelchakan hay seis camionetas para los rondines de guardia en la cabecera municipal y comunidades, una cuatrimoto y una motocicleta. De las camionetas, dos están en malas condiciones por los años de servicio y una de las nuevas presenta desperfecto en el motor, por lo cual está en un taller mecánico.

El problema es que las patrullas siempre necesitan cambio de llantas, que en ocasiones la administración no atiende y se quedan tiradas por semanas. Hay cinco unidades para la cabecera municipal y una para la Junta Municipal de Pomuch.

En Tenabo son ocho patrullas y dos ambulancias las que conforman el padrón vehicular de la Policía Municipal, de las cuales tres están en funcionamiento, dos en la cabecera municipal, las P-546 y P-469 y una en Tinún, la P-566. Hay dos unidades en el taller, una en Campeche y la P-412 que está tirada en la base de auxilio social. Una cuatrimoto con placas 01321 del Estado está inservible.

Las demás están aparcadas, igual en la base de auxilio —la 543 y la P-56— todas desbieladas, a las que se suman dos ambulancias deterioradas, una en los patios del rastro municipal y otra tirada en la base de auxilio por falta de una pila. Sólo  funciona una de las  ambulancias.

Elementos de la Policía señalaron que todas estas unidades estaban en perfectas condiciones, pero sólo por  pila, caja de velocidades y falta de servicio de la autoridad municipal en turno, se vieron afectadas, fueron abandonadas y nunca las repararon, y con el paso de los días se dañaron más.

Noticia anterior

Es casi chatarra 20% de patrullas

Siguiente noticia

Pederastas, entre los evangélicos