Inicio»Local»Álgido debate por el tema de medicamentos

Álgido debate por el tema de medicamentos

0
Compartidos
Google+

Las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento Ciudadano (MOCI) conformaron una alianza para enfrascarse en un debate contra los diputados del grupo parlamentario del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), por el tema del desabasto de medicamentos contra el cáncer.

Las legisladoras priísta, Karla Guadalupe Toledo Zamora, y mocista, Mónica Fernández Montúfar, armaron un bloque opositor para acusar a Morena de ser los responsable de la falta de medicinas para el tratamiento de este padecimiento, y de insensibilidad. Fueron refutadas por los morenistas Dalila del Carmen Mata Pérez, José Antonio Jiménez Gutiérrez y Héctor Malavé Gamboa.

La diputada de Morena exigió a sus homólogos que no usen a los niños “para sus fines malvados”, y que paren el golpeteo contra la gobernadora Layda Elena Sansores San Román y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La secundó su compañero de bancada, Malavé Gamboa, quien aseguró que desmitifica el poder, y que Morena está a favor de mejorar la salud de los niños con cáncer, y de que tengan una pronta recuperación.

Y reconoció que hay desabasto de medicamentos, pero es porque los servicios de salud se han privatizado, y están en manos de farmacéuticas que tienen el monopolio.

Pero Fernández Montúfar le reviró: “Para poder desmitificar hay que estar en el lugar de los hechos, y yo a usted nunca lo he visto gestionando. Tengo 30 años gestionando en el ámbito de salud, y nunca he tenido el gusto de verlo codo con codo, como todos ustedes mencionan aquí”.

La priísta Toledo Zamora respaldó a la hermana del exedil: “En este año solamente hemos recibido el 1.1 por ciento de los medicamentos que nos corresponden. Hay que estar un poco más informados. Como bien decía la compañera que me antecedió, hay que estar en el lugar de los hechos; es fácil subir a la tribuna y decir las cosas que se leen en las redes sociales”.

Malavé Gamboa de nueva cuenta pidió la tribuna para hechos. Asentó que no es una cuestión ad hominem, como aluden las diputadas de MOCI y del PRI, “pero es necesario renacionalizar la industria farmacéutica en el país para que podamos ser autogestores de medicamentos”.

Toledo Zamora insistió en que Morena tiene la bandera de la corrupción, pero antes de que ese partido llegara al poder, había medicamentos, y cuando presumen que combaten este flagelo, no hay medicinas.

La apoyó de nueva cuenta Fernández Montúfar: “No soy fan de gobiernos anteriores, jamás en mi vida he sido fan de ellos, pero sí les puedo decir que el Seguro Popular le daba eso a la gente, y desde que llegó el Insabi cada vez las cosas están peores. No se trata de echar culpa, sino de resolver el problema”.

Malavé Gamboa las acusó de subir a la tribuna a darse golpes de pecho, pero en la práctica abandonaron el sistema de salud pública. “En el DIF Municipal Campeche están las quejas de las personas”, reprochó.

Cuando se pensaba que el debate quedaría ahí, pues Toledo Zamora subió a la tribuna, no para hechos, sino para presentar una propuesta, el morenista Jiménez Gutiérrez, solicitó la palabra.

“Es una realidad, diputada Karla Toledo, que sus iniciativas, sus exhortos, las palabras rimbombantes, por muy bonitas que sean, el pueblo ya no se las cree, no les creemos; han dañado a este pueblo, y no vamos a permitir que use esta tribuna para seguir mintiendo a la población, que ha sido despojada de la dignidad”.

La priísta Laura Olimpia Ermila Baqueiro Ramos enfureció, y le reclamó al morenista que no puede subir a la tribuna para denostar a su compañera. “No se vale que de una iniciativa tan importante venga a hacer política barata”.

La aludida exigió respeto. “Jamás, nunca en la vida miento; respeto compañero, está denostando mi integridad”.

Y el que fue más allá fue el tricolor Rigoberto Figueroa Ortiz, al advertir a los morenistas que tengan mucho cuidado de no escupir tanto para arriba, porque les puede caer en la cara, ya que hablan de corrupción, y de los peores 92 años en el Estado.

“Pero no se les debe olvidar que de ese tiempo la hoy gobernadora fue funcionaria, y su padre también fue gobernador, además, la mitad de funcionarios del Gobierno actual son parte de esos 92 años de corrupción de la que hablan”.

Noticia anterior

Desplaza Barreda a Moguel en la dirigencia de MOCI

Siguiente noticia

Limpian huesos en San Nicolás