Tribuna Campeche

Diario Independiente

En muy mal estado unas 1,284 fachadas

Da click para más información

Ante las pésimas condiciones en las que han permanecido en los últimos años las casas del Centro Histórico y la falta de atención que la pasada administración municipal le dio a estos edificios que forman parte del patrimonio cultural de la humanidad, se tienen que gestionar recursos a través de la Unesco y de Ciudades Patrimonio para reparar unas 15 de mil 284 fachadas, planteó el cronista municipal Aarón Pérez Durán.

Durante la inauguración del Cuarto Coloquio de Estudios Históricos y  Antropológicos, expuso que no sólo las casas y sus fachadas deben ser rehabilitadas, sino las calles del corazón de la ciudad, las cuales se encuentran en deplorables condiciones a raíz de que durante los tres años de la administración de Eliseo Fernández Montúfar no se atendió el Centro Histórico, con lo que se puso en riesgo los nombramientos que tiene San Francisco de Campeche.

“Ahora la alcaldesa Biby Rabelo de la Torre busca con desesperación remediar los errores de su antecesor, y es que hace apenas unos meses una casa de la calle 61 por 18 se desplomó, y como esa otras fachadas están cayéndose a pedazos, dando no sólo mala imagen a la ciudad, sino poniendo en juego muchos de los beneficios que recibe la entidad por sus títulos”, alertó.

Por ello informó que se realizan los trámites con la Unesco y Ciudades Patrimonio para restaurar las primeras 15 de mil 284 fachadas del Centro Histórico. Reconoció que muchas de las casas coloniales están deterioradas, y es urgente que sean atendidas, por lo que se gestionan los recursos para que a través de un proyecto puedan ser rescatadas poco a poco.

Es parte fundamental del patrimonio. Hay pláticas con Ciudades Patrimonio, con la Unesco, para ese rescate de algunas fachadas del Centro Histórico. Quizá no se vayan a atender todas, pero se empieza con algunas, que es lo más importante”, y agregó que actualmente se realizan trabajos de investigación de un catálogo de todas las casas que se encuentran en malas condiciones.