Inicio»Local»Sería una venganza de capo del CJNG

Sería una venganza de capo del CJNG

0
Compartidos
Google+

Anastasio Aldana Santos, el policía ejecutado la madrugada de este martes en Escárcega, participó en la detención de Jesús “N”, alias  “El Lagarto”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), asegurado el miércoles 8 de mayo de 2019, cuando huía de Veracruz, donde lo buscaban por la ejecución de 13 personas, incluyendo un bebé, en una sala de fiestas.

Jesús “N”, junto con su jefe de sicarios, A.R.R.L., (a) “El 88”, se encuentra desde entonces en la cárcel estatal, tras ser vinculado a proceso por delitos contra la salud y cohecho. Ambos procesados han sido calificados como de “alta peligrosidad”, en su traslado de Escárcega a la ciudad capital, y para su puesta a disposición de la autoridad ministerial fueron custodiados por policías de élite y  miembros del Ejército.

Como parte de las medidas preventivas, el personal militar custodiaba el Edificio de Salas de Juicio Oral en cada audiencia en que participaban. Otra medida que implementaron las autoridades fue evitar los traslados del penal, por lo que optaron por realizar las diligencias en las instalaciones del Poder Judicial del Estado de Campeche (PJEC) adjuntas a la cárcel estatal.

Fuentes no oficiales revelaron que Anastasio fue uno de los elementos de la Policía Estatal (PE) y Municipal que implementaron el filtro de revisión vehicular, el miércoles 8 de mayo del 2019, en calles de la ciudad de Escárcega. Le marcaron el alto al conductor de vehículo particular, en el que viajaban tres personas. Los oficiales identificaron a Jesús “N”. Al revisar el automotor, presuntamente encontraron droga.

Los ocupantes ofrecieron fuerte suma de dinero a los oficiales para que los dejaran continuar su viaje. Pero fueron detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público, que los llevó ante el juez de Control.

Ayer por la madrugada Anastasio A.S. fue ejecutado por dos sujetos que se transportaban en motocicleta, y que lo emboscaron cuando llegó a su domicilio en la calle 57 por 65 de la colonia Ignacio Zaragoza. Le dispararon en por lo menos cinco ocasiones, cuando estaba por bajar de su camioneta verde. Murió instantáneamente.

Noticia anterior

Acribilla un sicario a policía municipal

Siguiente noticia

Reos podrán salir a visitar a sus familias