Inicio»Local»Ilegal el contrato a Guard & Clean

Ilegal el contrato a Guard & Clean

0
Compartidos
Google+

Cada vez aparecen más elementos que confirmarían la ilegalidad del contrato que adjudicó la Administración Portuaria Integral de Campeche (Apicam) a la empresa Guard & Clean, S.A. de C.V., vinculada a Ricardo Iván Castillo Domínguez, actual director de ProCampeche en el Gobierno de Layda Elena Sansores San Román, pues apenas está en proceso de inscripción al padrón de proveedores del Gobierno del Estado.

Fue creada en mayo del 2021, por lo que incumple el requisito de cinco años de experiencia para adjudicarse el contrato que recientemente le otorgó la Apicam por más de 23 millones de pesos.

De acuerdo con información publicada en la página de la Secretaría de Modernización Administrativa e Innovación Gubernamental (Semaig), con corte a enero del 2022, la empresa representada por Georgina Hernández Hernández, también administradora de Grupo Livpro, propiedad del funcionario de la 4T, se registró en el padrón apenas en agosto del año pasado.

Livpro, de la cual era socio el actual presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del partido Movimiento Ciudadano (MOCI), Daniel Barreda Pavón, a su vez hijo del expriísta y exdirector del Seguro Popular, Daniel Barreda Puga, fue beneficiado en administraciones pasadas con contratos en hospitales al calor del exfuncionario y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

No obstante, a raíz de la ruptura de la sociedad entre Castillo Domínguez y Barreda Pavón, el primero asumió el control de la empresa que aparece con domicilio fiscal en Privada Dr. Manuel Gantús Castro o calle Perú, manzana A, Lote 5, entre calles Jalisco y Coahuila del barrio de Santa Ana, siendo la misma que aparece como referencia de Guard & Clean, S.A. de C.V., administrada por Hernández Hernández, socia del director de ProCampeche.

Además, el punto cuatro de las bases de la licitación emitida por la Apicam, establece como requisitos indispensables el currículum original del licitante, donde exprese su experiencia en la prestación de los servicios de vigilancia y limpieza, señalando sus principales clientes con domicilio y teléfonos, así como puntualizar las contrataciones en que ha participado con anterioridad, debiendo presentar copias de al menos un contrato por año hasta acreditar ejercicio de cinco años.

Aunque Guard & Clean no cumple los cinco años de experiencia por ser de reciente creación, recibió contrato superior a los 23 millones de pesos para brindar servicios de vigilancia y limpieza a la Apicam, que encabeza Agapito Ceballos Fuentes.

Noticia anterior

Desmantelado el 50 por ciento de camiones urbanos

Siguiente noticia

Rapiñan cerveza de tráiler volcado