Inicio»Local»Solapan Semarnat y Profepa tala ilegal

Solapan Semarnat y Profepa tala ilegal

0
Compartidos
Google+

Ejidatarios de la localidad “Cinco de Febrero”, de Champotón, tomaron el Palacio de Gobierno para exigir la intervención de la gobernadora Layda Sansores San Román, por el despojo de cinco mil hectáreas de sus tierras y las agresiones de labriegos de Laguna Grande, a los que acusaron de cometer tala ilegal y operar más de 200 hornos clandestinos para producir carbón, con la complicidad de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Liderados por el comisario del ejido, Efraín Chan Uc, quien junto a una comitiva se reunió con el subsecretario de Gobierno, Carlos Buenfil Amaya, los quejosos, entre ellos Guadalupe Barrera Suárez y Mateo Velázquez Jiménez, denunciaron que los ‘laguneros’ se han apoderado y devastado un tercio de las 16 mil hectáreas de reserva forestal que les pertenece, desde hace casi una década, y ninguna autoridad interviene para solucionar la problemática.

“Tenemos todos los planos y la carpeta básica cuando el Presidente de la República decretó al ejido Cinco de Febrero. Hemos demandado y no nos responden, a pesar de que están las pruebas de que el terreno nos pertenece”, reprocharon, y agregaron que el Gobierno Federal los apoya con ocho mil hectáreas para conservar, pero no pueden ingresar por las amenazas de los ‘laguneros’.

Derivado de los trabajos del Tren Maya les prometieron construirles 15 kilómetros de carretera, y pidieron a Sansores otros 15 para llegar a sus tierras sin pasar por Laguna Grande, para no ser agredidos verbal y físicamente, pues aseguraron que han sido secuestrados.

Autoridades de la Profepa y la Semarnat están involucradas en el lío, porque expidieron permisos a los de Laguna Grande, a sabiendas de que las tierras les pertenecen a Cinco de Febrero.

Hay como 200 hornos quemando. Diario explotan madera, mientras luchamos por atención. Si la gobernadora no hace nada, será responsable de cualquier derramamiento de sangre, advirtieron.

Amenazaron también con detener los trabajos del Tren Maya en el tramo que atraviesa la localidad, porque el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) quiso despojarlos de cinco hectáreas, y únicamente les pagó seis millones de pesos por 33, cuando el terreno que abarcó el proyecto mide 38.

Contratamos un ingeniero para medir el terreno, porque Fonatur nos estaba fregando cinco hectáreas. Mañana (hoy) se cumple la fecha que dijo el responsable de Fonatur, Javier Aravena, que nos resolvía. Si no nos responde, el miércoles paramos el Tren Maya.

Tras varias horas de diálogo, la comitiva salió del Palacio de Gobierno e informó que autoridades estatales se reunirán con ellos la próxima semana en Champotón. La versión enardeció a los ejidatarios, que amenazaron con plantarse si no son atendidos por Sansores San Román, o el secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega.

Noticia anterior

Que investiguen desvíos de Layda, piden los partidos

Siguiente noticia

Insensible alcalde ante extrabajadores