Inicio»Local»Campeche, un pueblo pobre y con hambre

Campeche, un pueblo pobre y con hambre

0
Compartidos
Google+

Campeche es un pueblo con hambre, y el nuevo Gobierno no lo toma en consideración, pues ha dejado de lado aspectos como el autoempleo, la generación de vivienda y el fortalecimiento de la industria, que son ejes fundamentales para mover la economía, expuso el expresidente del Consejo Coordinador Empresarial de Campeche, Nelson Danilo Gallardo Ordóñez.

El nuevo Gobierno sólo lleva cuatro meses en funciones, por lo que habrá que estar pendientes de sus movimientos y de cómo impacta a cada sector, pues si bien reconoció que es positivo tomar como ejes fundamentales en el Plan Estatal de Desarrollo sectores como la pesca, también el Ejecutivo debe voltear a ver a otros que son igual de importantes.

Las actividades que son vocación natural siempre será bueno tomarlas en consideración, pues de ahí parte gran número de empleos, mientras se aprovechan los recursos naturales en pesca, agricultura y ganadería, pero también demandó motivar la industria agrícola en la cuestión de dulces y conservas, que ya había en el Estado desde años atrás y le daba trabajo a decenas de familias.

Hay que regresar cuando teníamos establos en Fracciorama y no faltaba el alimento, por poner un ejemplo, porque no es lo mismo ser un pueblo pobre que un pueblo con hambre, y hoy Campeche es un pueblo con hambre. Además de pobre, quizá los jóvenes apenas alcanzaron la figura del aguador y el pregonero, pero ahora lo que vemos en la ciudad es la del pepenador, que no existía, y es nuestra realidad.

Lamentó que el Gobierno de Layda Sansores no esté incluyendo una actividad que podría reactivar la economía, como es la construcción de viviendas, cuando en Campeche hay gran demanda de casas nuevas económicas, lo que significa dar empleo a albañiles, constructoras, inmobiliarias, plomeros y electricistas, entre otros, y que el dinero circule en el Estado y sea utilizado por las familias para comprar ropa, calzado, alimentos y otros productos que requiere la vida.

Gallardo Ordóñez enfatizó que las instituciones de financiamiento no están cubriendo sus metas, ni el IMSS ni el Infonavit y tampoco los bancos, porque en Campeche no se genera vivienda, y los grandes constructores que tenía el Estado han migrado a otra actividad. Algunos son gasolineros, porque no les quedó otra salida, lamentó.

Noticia anterior

No habrá impunidad, señala Sales Heredia

Siguiente noticia

Portada