Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ciudad desierta por el feriado del 5 de febrero

Da click para más información

El primer puente del año por la conmemoración de la promulgación de la Constitución Mexicana de este 5 de febrero, que se corrió al lunes 7, provocó inactividad comercial, gubernamental y en bancos, que previamente informaron a sus clientes respecto al asueto.

El Palacio de Gobierno permaneció casi desértico.  Sólo elementos policiacos y los permanentes manifestantes estuvieron, mientras que en el edificio municipal una de las puertas estuvo abierta para que la ciudadanía o trabajadores hicieran uso de cajeros o algún trámite o pago, entre otros servicios que mantuvieron alguna guardia.

Varios comercios del Centro Histórico no abrieron por dar el día libre a sus empleados, y quienes abrieron para brindar el servicio a la ciudadanía, reportaron escasa afluencia de clientes, sobre todo las tiendas de regalos, ropa, zapaterías, telas, restaurantes y bares.

Los tranvías reportaron escaso pasaje. Sólo algunos turistas recorrieron la ciudad, y otros ciudadanos locales aprovecharon el asueto para dar un paseo por la ciudad.

El frente frío 28 que mantuvo este lunes sus efectos, redujo las ventas en el mercado principal Pedro Sáinz de Baranda, en dónde los locatarios esperaban que el asueto les favoreciera. Así lo confirmó el secretario general del Sindicato de Baratilleros, José Felipe Ehuán Chan.

Casi todos los locatarios abrieron sus puestos, pero la afluencia fue muy poca en este inicio de semana de puente, pues comentó el líder de los baratilleros que cuando hay frente frío la gente prefiera quedarse en casa. Será este martes cuando se retomen las actividades como de costumbre.

En los bancos se observaron pequeñas aglomeraciones en los cajeros automáticos, pues la mayoría de las instituciones bancarias pegaron en las puertas de sus oficinas, que por ser día inhábil, no habría servicio de ventanillas ni de ejecutivos.