Tribuna Campeche

Diario Independiente

Por la crisis cierran comercios en 2021

Da click para más información

Durante el 2021 bajaron cortinas 30 afiliados a la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur), y al menos 10 más dejaron de pagar sus cuotas por situaciones diversas, confirmó el presidente del organismo Carlos Tapia López, aunque expuso que en enero 42 nuevas empresas solicitaron unirse.

Actualmente la Cámara de Comercio cuenta con 432 empresas, y el objetivo es incrementar el padrón de afiliados para llegar a 450 y 480 socios durante 2022. Por ello trabajan en una estrategia para dar mayores beneficios a los agremiados, para de esa manera atraer a más empresas para que se fortalezca el sector empresarial local.

Tapia López detalló que a pesar de la pandemia, en 2020 cerraron con 430 empresas afiliadas, pero con más de un año de carencias económicas y por la pandemia de Covid-19, dejaron de ser parte de la Cámara de Comercio 40 negocios locales, de los cuales 30 cerraron definitivamente y el resto no pudo continuar pagando las cuotas, o bien hubo algunas que no se sintieron respaldadas por la organización.

Sólo en enero del presente año se sumaron 42 nuevos socios de la Canaco y la meta es afiliar entre 450 y 480 empresas locales más, de cualquier giro, fortaleciendo el mercado local y ofreciendo mejores beneficios, en los cuales ya se trabaja, tales como campaña promocional de video clips durante  marzo, por la conmemoración del Día de la Mujer.

Además de un intercambio comercial con Chiapas y Jalisco, añadió, así como convenios entre Tabasco, Carmen y Campeche, para fortalecer la conectividad y facilitar el comercio en el Estado, para que la recuperación económica se alcance. “También tendremos en abril el mejor puente, y todo ello abona a la mejora de las empresas afiliadas a la Cámara”, sostuvo.

El dirigente empresarial admitió que las condiciones económicas no son las ideales para que se dé un repunte en la apertura de más comercios, pues ya se avizora una recesión que provocará estancamiento en la economía, disminución en los índices de consumo y bajas ventas, aunque destacó que hay emprendedores campechanos que a pesar de esos factores han decidido apostarle a la entidad y generar también fuentes de empleo.

Por cerrar 20 abarroteros

Tras más de un año de no registrar cierres definitivos, están por cerrar alrededor de 20 negocios afiliados a la Federación del Pequeño Comercio, por no tener suficientes ventas para cumplir con sus impuestos municipales de agua potable, Predial y basura y la próxima declaración ante el SAT.

La presidenta del organismo, Candelaria González Cajún, comentó que lamentablemente la situación es insostenible por la falta de una estrategia clara para reactivar la economía, sobre todo de los micronegocios, de los que dependen decenas de familias campechanas que estén quebrados, sin poder solicitar un préstamo, porque no hay ingresos con qué pagarlos.

La crisis económica que viven todas las familias campechanas ha ocasionado que bajen sus ventas, al grado de no tener para pagar los impuestos de los primeros meses del año. La mayoría de los negocios que están a punto de desaparecer son carnicerías y tiendas de abarrotes, precisó.

La presidenta de la Federación del Pequeño Comercio lamentó que esto signifique que el mismo número de familias se vaya a quedar sin ingresos, pues tampoco hay opciones donde emplearse en estos momentos en que la mayoría de las empresas opera en números rojos, y es que quienes intentan abrir un negocio se encuentran con infinidad de obstáculos, porque se ha perdido el poder adquisitivo que antes se tenía.

Los pagos municipales son los que nos ahorcan, porque hay que cubrir Predial, agua, basura y protección civil. Son todos los pagos que se hacen generalmente y  la situación económica no está tan fácil para cubrir todas esas deudas. Son puro pequeño negocio familiar y un préstamo no es la solución en esto momentos de crisis, aseveró.

Algunos comercios pequeños harán el último intento este primer semestre del 2022, y de no mejorar sus ventas optarán irremediablemente por bajar cortinas, como lo hicieron otros en un principio de la pandemia.

La lideresa emplazó al Gobierno del Estado a implementar algún plan emergente de rescate y apoyo a estos pequeños negocios, ya que desde hace muchos años se encuentran en el abandono, a pesar de que de esta actividad dependen decenas de familias, principalmente personas de la tercera edad.