Tribuna Campeche

Diario Independiente

Afecta 4T a más de 62 mil niños pobres

Da click para más información

Por la desaparición del Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC) que en Campeche operó de 2013 a 2020, más de 62 mil alumnos de 786 escuelas dejarán de contar con los beneficios académicos, al igual que cuatro mil directores, docentes e intendentes, en tanto 240 becarios y 330 pensionados alimenticios no percibirán apoyos económicos y más de 25 mil 500 alumnos perderían el derecho a la alimentación sana que recibían en sus planteles.

Campeche fue de los Estados con mayor afectación federal en el Programa Escuelas de Tiempo Completo (PETC) por el recorte de 46 por ciento del dinero para el cierre del 2020, en que únicamente contemplaron hasta junio, pero derivado de los cambios en el ciclo escolar se logró extender hasta el 11 de septiembre al personal docente, y pese a que no laboraron en los centros educativos se les dispersaron los recursos en tiempo y forma.

En 2013 el PETC contaba con 22 mil 194 alumnos en 229 escuelas, donde se proporcionaba alimentación diaria a 11 mil 886 alumnos. Por gestiones de las autoridades estatales se buscó incrementar el número de beneficiarios, que para 2020 llegó a más de 62 mil alumnos en 786 escuelas primarias generales, primarias indígenas, primarias comunitarias, Centros de Atención Múltiple (CAM) de Educación Especial, telesecundarias, secundarias comunitarias, secundarias técnicas y una secundaria general.

La Federación no contempló presupuesto para 2021 en este programa, que fue reconocido por el Banco Mundial y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como instrumento efectivo contra la desigualdad y la exclusión educativa.

 

LOS AFECTADOS

Para dimensionar lo que representa la cancelación de este programa, debe destacarse que atendía a más de 61 mil 184 alumnos de 632 escuelas de educación básica y 154 escuelas comunitarias.

Este es un programa que representó mucho más que ampliar la jornada escolar, pues los planteles beneficiarios recibían contenidos educativos complementarios a la currícula regular, materiales educativos, mejoras en las instalaciones físicas, capacitación docente y de forma destacada, apoyo alimentario para los alumnos, elaborado con la asesoría de especialistas y nutriólogos.

Al menos 500 escuelas de nivel básico, incluyendo una gran mayoría de las primarias indígenas, telesecundarias y escuelas comunitarias, recibían alimentos con este programa. En alianza con el Sistema DIF Estatal, 13 mil 513 estudiantes de 300 centros educativos incorporados al Programa, recibían doble alimento al día.

Como consecuencia de la suspensión de clases por la emergencia sanitaria, y para continuar ofreciendo el servicio de alimentación a los estudiantes, Escuelas de Tiempo Completo otorgó 74 mil 243 paquetes alimentarios en beneficio de 25 mil 289 alumnos.

En cinco años el programa duplicó el número de alumnos que reciben alimentos, y multiplicó por tres el número de escuelas que contaron con este servicio, al pasar de 154 a 500 hasta su cancelación.

Las Escuelas de Tiempo Completo que contaban con servicio de alimentación se distribuían por nivel educativo en tres escuelas de Educación Especial, 142 primarias generales, 46 primarias indígenas, 155 telesecundarias, 98 preescolares comunitarios, 17 primarias comunitarias y 39 secundarias comunitarias, todos las cuales se verán afectadas con la determinación del Gobierno Federal de suspender el programa.