Tribuna Campeche

Diario Independiente

Vuelve a reprobar gabinete de Layda

Da click para más información

Los secretarios del gabinete de la gobernadora Layda Elena Sansores San Román y el fiscal general del Estado (Fgecam), Renato Sales Heredia, fueron reprobados por la mayoría de los campechanos por segundo mes consecutivo de este 2022, de acuerdo con el estudio de opinión pública de la casa encuestadora ‘Demoscopia Digital’.

Según la evaluación de febrero, el 59.9 por ciento de la ciudadanía desaprueba o de plano desconoce el trabajo del secretario de Gobierno (Segob), Aníbal Ostoa Ortega, y sólo 43.1 lo aprueba, por lo que aumentó 4.1 puntos el rechazo respecto a enero.

Al fiscal Renato Sales Heredia lo desaprueba el 54.7 por ciento de las y los campechanos encuestados, contra 45.3 que respalda sus acciones. También al secretario de Planeación (Seplan), Miguel Ángel Gallardo López, lo desacredita el 57.1 por ciento y el 45.3 aprueba su desempeño. Lo mismo al de Educación (Seduc), Raúl Aarón Pozos Lanz, quien sólo alcanza el 46.8 por ciento de aprobación contra 53.2 de reprobación.

La secretaria de Salud (SSA), Liliana Montejo León, está reprobada por el 58.8 por ciento de la ciudadanía, y únicamente el 41.2 ve bien su labor. Al de Turismo (Sectur), Mauricio Arceo Piña, lo desaprueba o no saben que ha hecho el 57.7 por ciento frente a un 42.3 de aprobación; y a la de Seguridad Pública (SSP), Marcela Muñoz Martínez, la reprueba el 58.8 por ciento, creciendo 2.3 por ciento su rechazo, contra 41.2 de aval.

El secretario de Desarrollo Rural (SDR), Ramón Ochoa Peña, volvió a ser el peor evaluado, con el 63.6 por ciento de reprobación, e incluso aumentó 2.2 su nivel de rechazo, frente a un irrisorio 36.4 de aprobación y a la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), Nayeli Heredia Caamal, la reprobó el 54.9 por ciento, 2.7 más que en enero, y sólo el 45.1 avala su trabajo. Lo mismo que al secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), Fernando Gamboa Rosas, a quien el 51.8 por ciento reprueba y solo 48.2 lo respalda.

La aprobación de la gobernadora Sansores San Román sigue en caída. De enero a febrero de este año pasó de 61.9 a 59.6 por ciento, equivalente a 2.3 de diferencia. Y en el mismo periodo ha crecido la incertidumbre hacia su gobierno 6.3 por ciento, al pasar de 12.5 a 18.8 puntos.