Tribuna Campeche

Diario Independiente

Sin detenidos por la muerte de un joven en la policía

Da click para más información

La necropsia de E.C.V. será determinante para corroborar si hubo o no alguna responsabilidad de los elementos de la Policía Estatal (PE) en su muerte, ocurrida la tarde del lunes pasado, aunque habrían violado el artículo 152 del Código Nacional de Procedimientos Penales y presuntamente cometieron omisión, lo cual está penado por el Código Penal del Estado de Campeche (CPE).

A pesar de que el cuerpo del joven —que contaba con 21 años de edad— fue entregado a sus familiares la madrugada de ayer tras la necropsia de ley, la Fiscalía General del Estado de Campeche guardó total hermetismo en torno a los resultados. Fuentes no oficiales allegadas a la Fiscalía solamente informaron que el “caso está en investigación”, sin que haya personas aseguradas por lo ocurrido.

Tras los trámites legales y la recepción del cadáver, los familiares solicitaron los servicios funerarios de “Jardines del Ángel”. Lo trasladaron a San Pablo Pixtún, Champotón, donde lo velaron e inhumaron.

Los parientes podrían presentar queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para la investigación paralela a la de la autoridad ministerial, a fin de esclarecer si hubo algún trato cruel o inhumano, que es lo que sospecha, dado que el joven no presentaba ningún padecimiento.

La Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC) en comunicado que emitió casi ocho horas después del deceso, aseguró que los elementos de la PE atendieron reporte al 911 en el que informaban de una supuesta riña. No se refirió ubicación.

“Al arribar los policías de la SPSC les señalaron que una persona se encontraba dentro de un domicilio sin consentimiento del propietario”. “Se percataron que la persona reportada presentaba una laceración en un dedo. Por tal motivo se solicitaron los servicios médicos correspondientes, tres minutos más tarde se les informa que no hay ambulancia disponible”, continúa el escrito oficial.

En el comunicado se informó que los oficiales procedieron al aseguramiento de la persona para su traslado a los separos de la SPSC y no a un centro médico o clínica como marca la norma.

“Sin embargo, al momento de que el médico —de la base policiaca— inicia la certificación, el presunto infractor ya no contaba con signos vitales, dando parte de inmediato a la Fiscalía General del Estado”, se justifica.

Los agentes de la PE fueron trasladados a la Fgecam, donde rindieron su declaración en calidad de aportadores de datos, y tras las diligencias judiciales se retiraron.