Tribuna Campeche

Diario Independiente

Elude Salomón ocho denuncias por corrupción

Da click para más información

El exdirector del Instituto Estatal del Transporte (IET), Candelario Salomón Cruz, está amparado para eludir la acción de la justicia, razón por la que no avanzan las ocho denuncias en su contra por presunto fraude en contra de taxistas locales que judicializó la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción del Estado (Feccecam) desde mayo de 2021.

Así lo confirmó la fiscal anticorrupción, Silvia del Carmen Moguel Ortiz, al asegurar que los juzgados en el Estado continúan luchando para que el hoy integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comparezca y responda a las acusaciones en su contra.

Recordó que en el año 2019 se presentó la denuncia colectiva de 47 ruleteros del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) ante la Fiscalía General del Estado(Fgecam), y fueron turnadas a la Feccecam apenas el año pasado, por lo que abrió una carpeta de investigación y turnó ante el juez el caso desde mayo del mismo año.

No obstante, aclaró que el también exalcalde priísta de Candelaria obtuvo un amparo de la justicia federal, por lo que ha habido problemas para que comparezca ante el juez. “Los que tenemos en el juzgado ya tienen más o menos el mismo tiempo, deben haber unas siete u ocho judicializadas, pero no todo es tan rápido como quisiéramos”.

Ya se judicializó la denuncia grupal de los taxistas presuntamente defraudados con más de 30 millones de pesos por el director del IET, y otras permanecen en la Fiscalía siguiendo el proceso de investigación, aseguró.

Los 47 hicieron una sola denuncia, es un solo asunto. Las otras vinieron cada una de forma individual e independientemente hay varias denuncias que están en los juzgados ya judicializados, y todavía tenemos algunos por aquí en investigación, explicó.

Moguel Ortiz aclaró que una vez judicializadas las carpetas de investigación, las denuncias no prescriben, y que la Feccecam continúa trabajando con los abogados de las presuntas víctimas, tanto en los juzgados como en los asuntos que aún no han sido judicializados.

Una vez que están judicializadas y mientras haya movimiento, la prescripción se detiene, no continúa. Cada que se hace un acto de investigación empieza nuevamente a contarse la prescripción. Ya los abogados están con nosotros en los juzgados en estos asuntos, y en los que todavía tenemos aquí, estamos trabajando con ellos, concluyó.

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!