Inicio»App»Bautista Puc es protegido por Gobierno laydista

Bautista Puc es protegido por Gobierno laydista

0
Compartidos
Google+

A tres años de ser despedido del Ayuntamiento de Escárcega por el exalcalde morenista Rodolfo Bautista Puc, Felipe Reyes Blanco acusó que su juicio laboral ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje está estancado, y pidió a la gobernadora Layda Elena Sansores San Román que intervenga para lo liquiden o reinstalen con el pago de sus salarios caídos.

Narró que trabajó 25 años como velador del área de Cultura y Deporte, pero el exedil lo cesó el 15 de noviembre de 2019 por no congeniar con su ideología, y por protestar en su contra durante el Día del Trabajo, razón por la que interpuso una demanda laboral, sin que avance, pues acusó que pactó con los jueces para que su caso fuera congelado.

“La gobernadora anda persiguiendo políticos, y yo quisiera que se fije en mi caso. Que no solape a Rodolfo Bautista, y que me pague mis 25 años de labores o que me reinstalen y me paguen los salarios caídos. El Tribunal de Conciliación y Arbitraje no sirve para nada. Vienen los alcaldes y les dan dinero, los sobornan y estancan los juicios laborales”, asentó.

Explicó que sus hijos están estudiando y tiene una familia que mantener, por lo que lamentó que Sansores San Román y el presidente Andrés Manuel López Obrador estén protegiendo al exalcalde.

“Yo le entregué un oficio a López Obrador en su primer año de Gobierno, donde le manifesté mi problema. Se comprometió a través de un escrito que me firmó, y nunca me cumplió. Me mandó con Katia Meave y nunca me resolvió nada. Si dice que primero los pobres, pues no es justo que a los pobres nos esté dando en la torre”, lamentó.

Reyes Blanco pidió la ayuda de abogados para aligerar su caso o que alguien del Gobierno del Estado se comunique con él para darle una solución, pues si bien el actual alcalde de Movimiento Ciudadano (MOCI), Silvestre Lemus Orozco, ofreció reinstalarlo, sería sin pagarle los sueldos caídos de los tres años que estuvo sin trabajar.

Tengo hijos estudiando, y cómo los puedo sacar adelante si me corrieron de mi trabajo y no me quieren pagar mi liquidación. Me apersoné con el presidente Lemus Orozco y él está de acuerdo en reinstalarme, pero no me quiere pagar los salarios caídos, y eso no es justo”, reiteró.

Noticia anterior

Traicionó AMLO a campechanos

Siguiente noticia

Exigen mejorar los equipos a petroleros