Tribuna Campeche

Diario Independiente

Calla Renato ante crimen de García

Da click para más información

El fiscal general del Estado de Campeche (Fgecam), Renato Sales Heredia, se niega a explicar sobre las investigaciones por el asesinato del líder social candelarense Armando García Jiménez, cuando fungía como procurador general de Justicia del Estado de Campeche, en el año 2011.

Violentando el derecho de acceso a la información, no responde a las solicitudes de entrevista sobre diversos temas, porque no le son agradables y lo comprometen y “su imagen política”. No parece importarle la designación del hijo de la secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana, Marcela Muñoz Martínez, Arturo Bravo Muñoz, como “encargado” de la Vicefiscalía General de Asuntos Internos de la Fgecam.

El asesinato de García Jiménez, quien fuera líder del Frente Campesino “19 de Octubre”, perpetrado en abril de 2011, en el ejido “El Encanto” del Municipio de Candelaria, cuando viajaba a la ciudad capital.

El líder campesino iba con su hija, y en un tramo del camino dos motociclistas se emparejaron a la camioneta en que viajaba. Seis impactos de bala calibre .40 milímetros impactaron su cuerpo. Mientras los sicarios huían, familiares y amigos alcanzaron a llevar al líder al hospital de Candelaria, donde falleció al ingresar.

En ese entonces Sales Heredia era el procurador general de Justicia del Estado, por el nombramiento que le otorgó el gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés.

Sin pruebas, anticipó que el asesinato estaba relacionado con el crimen organizado, pero a ninguna persona aseguró, identificó o puso a disposición de un juez de lo Penal. Dejó que el caso se diluyera y olvidara, pese a las sospechas de quiénes podrían estar involucrados.

El caso permanece impune, pese a la creencia de que Sales Heredia conoce los intríngulis del asesinato. El presidente de la Unión de los Pueblos Indígenas Mayas, Marcelino Mis Uc, exige retomar el caso, al considerar que existe el riesgo latente de que otros líderes sociales en Campeche pudieran correr la misma suerte que Armando García y el fiscal se desentienda.