Inicio»App»Corrupción al asignar obras en Champotón

Corrupción al asignar obras en Champotón

0
Compartidos
Google+

Ante la falta de respuesta de la gobernadora Layda Elena Sansores San Román a sus demandas, contratistas locales de Champotón protestaron nuevamente en el Palacio de Gobierno, y acusaron a la alcaldesa Claudeth Sarricolea Castillejo de ser florero en el Palacio Municipal, porque es su esposo Luis Ruibal Santini quien gobierna y decide a quienes asigna las obras públicas, con lo que desplaza la mano de obra champotonera.

De nuevo los albañiles de Champotón, encabezados por Guadalupe Angel Pech Campos, uno de los seguidores de Sansores San Román desde la Resistencia Civil de 1997, protestaron en la sede del Ejecutivo Estatal para exigir justicia ante la corrupción y el trafico de influencias en que incurren Sarricolea Castillejo y su esposo El Negro Santini, a los que se identifica como “los dos presidentes municipales de Champotón”.

Lamentó que pese a ser parte de quienes acompañaron a Sansores San Román en la Resistencia Civil del 1997, cuando lucharon por la democracia, hasta hoy no los haya escuchado, cuando se supone que con Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) habría cambio en la forma de gobernar. “Champotón siempre ha sido humillado por los que llegan al Palacio de Gobierno. Tengo 15 años  luchando con ella y no le pido dinero, sino trabajo”, señaló.

A las puertas del Palacio de Gobierno colocaron mantas que decían: “Los contratistas de Champotón le pedimos justicia contra los presidentes de Champotón Claudeth y El Negro Santini “El Vende Obras”. “Nos prometiste en campaña que las obras serían para los champotoneros, pero no fue así, se lo vendiste al mejor postor”, con lo que acusaron que Sarricolea Castillejo no es más que un adorno en el Palacio Municipal, porque el que verdaderamente manda en ese Municipio es su esposo El Negro Santini.

Condenaron las mentiras de la alcaldesa champotonera, quien en campaña les prometió que los albañiles y la mano de obra local sería privilegiada en las obras públicas que ejecute el Ayuntamiento, y sin embargo El Negro Santini es el que se dedica a hacer los negocios y decide a qué contratista beneficia, porque lo benefician.

De Claudeth sólo hemos recibido mentiras. No da la cara porque se siente una persona importante. Su frustración es de que vino desde abajo y está resentida en contra de la sociedad. En Champotón hay dos presidentes, ella es la primera que se mantiene en el Palacio Municipal y él el segundo, que se encarga del negocio y las obras en una oficina alterna. Ha entregado 10 proyectos con lo que se ha embolsado tres millones de pesos, acusó.

Noticia anterior

Mayor desempleo

Siguiente noticia

Incompetente fiscal Renato