Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pide el PRI que explique Moguel causa de renuncia

Da click para más información

Con el mayoriteo de los diputados de Morena, PAN y dos disidentes de MOCI, el Congreso aceptó la renuncia de la fiscal especializada en el Combate a la Corrupción del Estado (Feccecam), Silvia Moguel Ortiz, mientras que el PRI pidió que comparezca para que explique el motivo de su proceder.

Con el voto en contra de las bancadas del PRI y MOCI se consumó la salida de la fiscal, con efectos a partir del próximo ocho de este mes, días después de que negara la existencia de denuncias en contra del exalcalde capitalino Eliseo Fernández Montufar y del exgobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas.

Sin tanto trámite, los legisladores morenistas, panistas y los aún mocistas aprobaron la dimisión ‘voluntaria’ de la funcionaria, para imponer a Loreto Verdejo Villacís como nuevo fiscal anticorrupción, cercano al fiscal general del Estado (Fgecam), Renato Sales Heredia, y primo de su primer vicefiscal adjunto, Jackson Villacís Rosado.

Ricardo Miguel Medina Farfán, diputado local priísta, acusó que la renuncia de Moguel Ortiz genera dudas y la preocupación de que se hayan generado presiones para forzar su salida, pues recordó que los titulares de la Auditoría Superior del Estado (Asecam) y del Órgano Interno de Control del Congreso local también renunciaron ‘extrañamente’ sin motivos.

Condenó que se busque poner al frente de la Feccecam a una persona al servicio del Gobierno del Estado, cuando debe ser un organismo imparcial, objetivo y apegado a la ley, que persiga los delitos sin distingo de colores, por lo que entregó a la Mesa Directiva una solicitud para que la aún fiscal comparezca y explique los motivos de su renuncia.

El diputado morenista Jorge Pérez Falconi manifestó que si el PRI tiene pruebas de que se está haciendo uso fáctico del poder, que lo denuncie ante la autoridad competente, pero sentenció que ‘se quiere sacar raja política de una decisión personal’.

Al que poco le interesó la sesión fue al presidente del Congreso, Alejandro Gómez Cazarín, quien durante casi toda se la pasó platicando con sus compañeros de bancada, yendo al baño varios minutos, dando instrucciones por medio de su teléfono móvil y ‘secreteándose’ con su vocero al oído.