Inicio»App»Aniversario 47

Aniversario 47

0
Compartidos
Google+

Con esta edición que tienes en tus pantallas, amable lector, arranca TRIBUNA el año 48 de su existencia. Muy lejos quedan los recuerdos del trajín que significó iniciar la aventura. Muchos eran muy jóvenes, prácticamente aprendices del oficio-profesión, y aún cursaban estudios universitarios o técnicos.

Algunos partieron para siempre y otros cambiaron de rumbo. Con el transcurrir del tiempo nuevas generaciones se han incorporado a este proyecto editorial, que nació para que la historia de Campeche la escribieran los campechanos, libres de prejuicios, defensores de su patrimonio y amantes del progreso.

Hemos dado cuenta de ocho administraciones de Gobierno Estatal y nos encontramos en el tránsito de la novena. Siempre nos ha animado buscar la verdad, y perseveramos en ir a su encuentro, sin mediar recursos, tiempo, circunstancias, amagos o riesgos. Ese es el papel del periodista.

Estamos frente a nuevos desafíos, y los medios de comunicación no son ajenos al cambio. En los últimos años ha sido necesario robustecer el coraje, la pasión y la entrega. Las acechanzas de los enemigos de las libertades de expresión y de prensa corroen el ambiente.

Frente a la defensa de la libertad los campechanos siempre han sido solidarios. Palpamos que los vientos del cambio no son los que la mayoría esperábamos. Han fallado los nuevos políticos. Son latentes sus amenazas contra organismos que contribuyen a la supervisión de las acciones de Gobierno y han desaparecido o afectado instituciones.

A falta de seso, se promueve el odio, la simulación y la mentira. La violencia no cesa, la economía no levanta y se siguen perdiendo oportunidades para mejorar las condiciones de vida. De ese tamaño es el reto que enfrentamos.

Somos en esta etapa conscientes de la responsabilidad que nos toca. Nuestras páginas —las únicas de papel que subsisten en la entidad, luego del auge que se observó en años pasados— seguirán abiertas a la discusión plural, a la denuncia, a la queja y al reconocimiento.

Nuestro solar nativo sabremos defenderlo de quienes pretenden alzarse con la verdad absoluta, pues no tienen ascendencia campechana y como llegaron se irán —aunque con las alforjas repletas—, porque nada los ata a nuestra cotidianidad y costumbres.

Dejamos constancia de nuestros compromisos. Son los mismos que nos animaron al aparecer ante la opinión pública. Un año más, en que agradecemos a nuestros amigos, lectores y anunciantes el favor de su lectura y preferencia.

Noticia anterior

Altanero, Pablo advierte que no debe al pueblo

Siguiente noticia

Confirman primer caso de dengue