Inicio»App»Normalistas saquean y vandalizan camión

Normalistas saquean y vandalizan camión

0
Compartidos
Google+

Los impulsa a los desmanes la falta de respuestas de la gobernadora Layda Sansores

HECELCHAKÁN.— Estudiantes de la Escuela Normal Rural “Justo Sierra Méndez” reiniciaron sus movimientos de protesta, al saquear en la madrugada de ayer un camión repartidor de pan blanco y graffitear las oficinas de la Subsecretaría de Gobierno de la región norte en esta ciudad, inconformes porque la gobernadora Layda Elena Sansores San Román no responde a sus demandas de mejorar las condiciones físicas del plantel, auxiliar para el reinicio de clases y destituir a algunos maestros.

A un mes de iniciado el paro de actividades y de la toma del edificio por la mala aplicación del examen de admisión, la solicitud de destitución del entonces director Obet May Bautista —ya cesado—, y para exigir la visita de la gobernadora a sus instalaciones para que constate las pésimas condiciones en que se encuentran, los normalistas rompieron la tregua que se impusieron y retomaron acciones en la carretera federal y en edificios públicos.

Los normalistas pararon ayer en la madrugada un tráiler de una panificadora a la altura de la gasolinería y lo saquearon. El pan blanco y otros productos comestibles los llevaron al interior de su edificio, porque ya no les proporcionan alimentación, y tienen que comer fuera de la escuela o sus padres les envían raciones de comida.

El Gobierno del Estado nos mantiene en el abandono, afirmaron. Es muy lamentable que la gobernadora Layda Elena Sansores San Román después de que prometiera que estaba con ellos en la lucha, ahora haga todo lo contrario a través de sus funcionarios, pues ninguno ha dado resultado.

Ni el secretario de Educación ni el fiscal, Raúl Aarón Pozos Lanz y Renato Sales Heredia, han venido a visitarnos para que vean las condiciones en que nos encontramos, afirmaron. Ambos son cobardes.

En protesta por esta situación, y porque el Gobierno del Estado se ha cerrado al diálogo, vandalizaron las oficinas de la Subsecretaría de Gobierno Región Norte, para demostrar su repudio a la falta de actuación del secretario de Gobierno, el chiapaneco Aníbal Ostoa Ortega, a quien la gobernadora le encargó personalmente que atendiera y resolviera el conflicto.

En comunicado que firma la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), recordaron que desde hace una semana solicitaron a la gobernadora Layda Sansores San Román la atención a sus planteamientos. “Ella nos comentó que hablaría con Aníbal Ostoa para que nuestros problemas sean solucionadas, incluso con respuesta al día siguiente”.

Pero la subsecretaria de Educación Básica y Normal, María Martina Kantún Can, hace caso omiso a sus superiores, habilitando la Escuela Primaria “Carlos R. Menéndez”.

Así pretende dar soluciones, dividiendo, cuando debería dar explicaciones concretas y no a medias. Eso es cerrarse. Ya agotamos todos los diálogos posibles para llevar a una solución las problemáticas que nos aquejan como estudiantes, y sólo nos entregan un documento de ‘contestación, donde no hay solución a las demandas.

Exigimos que las clases se reanuden en las instalaciones de nuestra institución, pero primero exigimos la destitución del personal (docente y administrativo), que si bien cuentan con antecedentes de años anteriores, queremos que dejen de manipular las soluciones a su antojo, con un grupo que es la mínima parte del alumnado que conforma nuestra matrícula.

Reiteramos que nuestra institución es internado y somos más de 200 alumnos que exigimos solución a los problemas. Que la gobernadora deje de mentir y ordene que se nos atienda. Hace dos semanas hubo primera respuesta, al destituir al dirigente de la institución, pero pusieron a un encargado y no realmente un director.

Los alumnos señalaron que las autoridades estatales y sobre todo la subsecretaria Martina Can se está burlando de nosotros, ya que la gobernadora había dado indicaciones de darle seguimiento y que hablaría con Aníbal Ostoa Ortega, para que de nueva cuenta revisara su caso.

“Nuevamente nos engañó la gobernadora, ya que no se ha hecho nada, y nosotros queremos regresar a clases, pero con garantías y no como el Gobierno quiere”.

Los estudiantes por varios aspectos pelean, indicaron, y los vienen engañando desde febrero. Luchan por tener calidad de vida, para que la escuela sea reparada, ya que viven como pordioseros y sin seguridad.

Otro punto no resuelto es el incremento del costo de alimentos, ya que son pocos y limitados los 50 pesos diarios, pero la problemática mayor es la destitución o cambio de los docentes, que hostigan, y ya entregaron las pruebas y no les hacen caso.

Los educandos indicaron que la Secretaria de Educación sube en redes sociales que quieren escuelas de calidad y que al Estado le interesa la educación, lo cual no es así.

Hasta la misma Secretaría de Obras Públicas se ha burlado, porque la titular sólo fue a pasear y después de tres meses nada ha reparado. Este es un Gobierno de cuarta y olvido, señalaron.

Los docentes continúan en la primaria “Carlos R. Menéndez”, en donde atienden a algunos alumnos del octavo semestre y aproximadamente a cinco externos.

Noticia anterior

Muere joven tras arrojarse de edificio de la UNAM

Siguiente noticia

Se desquitan con hija de periodista