Inicio»App»Hartos, normalistas van por gasolinería

Hartos, normalistas van por gasolinería

2
Compartidos
Google+

Llaman la atención ante el silencio de Layda Sansores a sus demandas

HECELCHAKÁN.— Al advertir que están hartos de que la gobernadora Layda Elena Sansores San Román prometa atención a sus demandas y no les cumpla, y que no dejarán que les vea la cara de tontos, estudiantes de la Escuela Normal Rural “Justo Sierra Méndez” llegaron ayer a una gasolinería y tomaron 80 mil pesos entre dinero en efectivo y artículos como botes de aceite, para costear sus necesidades.

Recalcaron que la gobernadora Sansores San Román no se burlará de ellos, pues aunque descienden de familias pobres, sabrán defenderse de políticos mentirosos, falsos y ladrones que presumen honestidad y son profundamente corruptos. Que se mire su cola.

Y advirtieron: “Estamos dispuestos a tomar el machete y las piedras para enfrentar a los verdaderos rateros, y si Layda insiste en no atender nuestras demandas, iremos a perseguirla en su casa o en Palacio de Gobierno. Que no se equivoque, y puede mandar a la guanajuatense (en alusión a la secretaria de Seguridad Pública, Marcela Muñoz Martínez) y al pelón fiscal (por Renato Sales Heredia) a enfrentarnos, porque sabremos responderles”.

En tanto, trabajadores del centro de venta de combustibles reportaron que los alumnos llegaron al inmueble cerca de las 3:00 de la madrugada.

Alrededor de 80 jóvenes —relataron—, llegaron armados con machetes y palos para llevarse productos y dinero en efectivo por un monto global de 80 mil pesos, además de cargar gasolina en bidones, para luego entrar a las oficinas a quitar las cámaras de vigilancia.

Como se recordará, el jueves pasado los normalistas saquearon y vandalizaron un camión repartidor de pan blanco, y grafitearon las oficinas de la Subsecretaría de Gobierno de la Región Norte en este Municipio, para patentizar su inconformidad ante la falta de respuesta de la gobernadora Layda Sansores a sus demandas.

Y es que los alumnos no sólo han externado públicamente las razones de su protesta, sino incluso una comitiva viajó a la capital del Estado para pedir personalmente a la mandataria estatal que mejore las condiciones físicas del plantel, auxilie para el reinicio de clases y destituya a algunos maestros.

LA ADVERTENCIA

Todo se deriva de la misiva en que los normalistas advirtieron que a partir del 22 de este mes reactivaban las manifestaciones, para que la gobernadora Layda Sansores los escuche después de un mes de que la problemática explotó.

Los estudiantes anunciaron que harán todo lo posible para llamar la atención de las autoridades, a ver si así dan respuesta inmediata a los requerimientos que han planteado en diferentes mesas de diálogo, pero que hasta la fecha han ignorado.

Afirmaron que han visto declaraciones del secretario de Gobierno, el chiapaneco Aníbal Ostoa Ortega, donde categóricamente miente al asegurar que a diario está en contacto con la base estudiantil, pues si fuera verdad “ya estuviera más que resuelta la problemática”.

“Tal vez haya ciudadanos que no están de acuerdo con las cosas que hacemos, pero que también se pongan de nuestro lado, que entiendan que ante el nulo apoyo de la gobernadora Layda Sansores tenemos que hacer todo esto para que sienta nuestro malestar. Ante todo somos personas con ganas de salir adelante”, expusieron.

Reiteraron que las manifestaciones seguirán hasta que la gobernadora asista a la escuela, y palpe realmente las carencias en que viven.

“Que vea los dormitorios, cuyos techos se están cayendo; que se siente a comer con los 50 pesos que nos dan; que viva lo que es estar en un salón de clases con pocas mesas y sillas, y supervise la calidad educativa”.

Lamentaron que ningún sector de la sociedad ha levantado la voz por ellos, aunque dijeron tener el respaldo de todas las escuelas normales del país.

Y alertaron: “Si las cosas se ponen peor, será debido a la ineptitud de  la gobernadora Sansores San Román, pues deja que en la Secretaría de Educación (Seduc) mande la subsecretaria Martina Kantún Can, quien actúa con una visión cerrada”.

Por último, se dijeron decepcionados porque pensaban que las respuestas a sus demandas iban a ser rápidas, pero ha pasado lo contrario.

“A nivel nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso a investigación el caso Ayotzinapa, y aquí, con el mismo Gobierno y partido, nos quieren hacer lo mismo que a los estudiantes fallecidos: callarnos, y eso no lo lograrán”, sentenciaron.

Noticia anterior

TÓMELO CON CALMA”

Siguiente noticia

Convoca a más de mil Marcha de la Diversidad