Inicio»App»El asesino sigue libre

El asesino sigue libre

0
Compartidos
Google+

Pese a esa seguridad del funcionario estatal ante la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, hasta anoche no hay personas aseguradas

“Es cuestión de horas su detención y puesta a disposición”, afirmó el fiscal general del Estado, Renato Sales Heredia, en la “Mesa por la Paz” del jueves pasado. Desde esa declaración han pasado más de 36 horas del asesinato del excontralor municipal de Campeche, Sergio Alfonso Novelo Rosado, y hasta anoche el criminal continúa en libertad.

“El responsable del crimen ya está plenamente identificado y es cuestión de horas para su detención”, se leía en el comunicado de la Unidad de Comunicación Social, con folio 152 y fecha de 7 de julio del 2022, el cual parafraseaba lo que informó Sales Heredia al gabinete estatal.

Pese a esa seguridad del funcionario estatal ante la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, hasta anoche no hay personas aseguradas, no se anticipa quién es el autor del crimen, no se explican las razones, y por la conducta exhibida en otros casos similares, el fiscal podría estar mintiendo, expresaron amigos del asesinado. Lo sabemos por las experiencias observadas.

Durante el transcurso de la tarde del jueves 7 de julio hubo movilización de personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), con armas de fuego largas y cortas y equipo táctico, en calles de Santa Lucía, Bellavista y Minas. Más espectáculo que efectividad y acciones concertadas.

Revisaron predios baldíos, aparentemente, en persecución de una persona a la que la sociedad no sabe de quién se trata, pero los esfuerzos fueron vanos. No lograron ubicar ni detener a nadie, aunque si generaron expectativas negativas entre los vecinos.

Y es que los servidores públicos ministeriales cargaban armas largas, listos para repeler cualquier agresión, aunque no coordinaba las acciones ni iba al frente de ellos el fiscal Sales Heredia. No hubo información sobre si esta persecución eran en contra del asesino del excontralor.

En tanto, G.D.L., de 24 años de edad, quien sobrevivió al ataque con arma blanca de la que fue víctima Novelo Rosado, permanece grave en el Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio”.

El joven sufrió de perforación en uno de sus pulmones y en su columna vertebral, tras ser apuñalado en cuatro ocasiones en la espalda. Hasta el momento se desconoce si ha brindado alguna declaración al Ministerio Público, aunque se afirma que sí y es quien ha informado cómo ocurrieron los hechos e identificado al asesino.

Personal de la Vicefiscalía General para la Atención de Delitos de Alto Impacto, de la Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam), continúa con la integración de la carpeta de investigación por homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa y/o lesiones, más lo que resulte.

No se sabe si la Fgecam ha solicitado la colaboración de la ciudadanía y de otras fiscalías, o ha pedido a algún juez de Control la orden de cateo para detener al presunto homicida, a quien supuestamente el procurador Sales Heredia afirma que tiene “plenamente identificado”.

 

El último adiós en el panteón a Sergio Alfonso

El sol caía con dureza sobre el asfalto, mientras el silencio, la tristeza y el dolor se abrían paso entre familiares y amigos cercanos que acudieron este viernes al panteón de San Román a darle el último adiós a Sergio Alfonso Novelo Rosado, excontralor municipal de Campeche y contralor de Candelaria, asesinado violenta y abruptamente de varias puñaladas la noche del miércoles pasado.

Desde el jueves 7 de julio el cuerpo era velado en la funeraria “La Misericordia”, de la avenida José López Portillo, en Samulá, donde fueron desfilando panistas campechanos, políticos, amigos y familiares, para presentar sus condolencias y preparar las exequias.

Desde ahí, ayer cerca de las 12:15 horas partió a vuelta de rueda el cortejo fúnebre conformado por siete vehículos, que transitó sobre la avenida López Portillo, Agustín Melgar y Resurgimiento. Rodearon el parque Bicentenario para aparcar en el acceso oeste del panteón de San Román, situado en la calle 36 de Montecristo.

Los empleados de la funeraria fueron bajando las “coronas fúnebres” ante la mirada casi apagada de familiares. Las colocaron a par del enorme enrejado de hierro negro que protege el acceso al panteón.

El féretro tallado en madera fina rojiza fue deslizado sobre un pequeño montacargas en medio de arreglos florales, mientras que a paso lento y cansino lo seguían familiares.

Tras pasar el último, fue cerrado el enorme enrejado. El grupo de escasas 20 personas acompañó al exfuncionario hasta lo que sería su última morada, situada frente al mar de Campeche, y en uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad. Los dolientes salieron del panteón municipal a las 13:06 horas, una vez que el cuerpo fue enterrado.

No hubo declaraciones de los familiares, tal vez por ese dolor que llega a cortar voz y razón, pero que se hace presente en un silencio sepulcral, con la exigencia de “justicia” de quienes conocieron a Sergio Alfonso y estuvieron junto a él desde el momento en que se informó de su asesinato.

Noticia anterior

Layda denigra el cargo y delinque

Siguiente noticia

Retienen a funcionarios por partidizar los apoyos