Tribuna Campeche

Diario Independiente

“Cargada” morenista cobija a Sheinbaum

Da click para más información

LLEGA A EVENTO MASIVO ESCOLTADA POR LAYDA SANSORES Y ANÍBAL OSTOA

Al grito de “¡Presidenta…presidenta!”, personas convocadas y movilizadas por el Gobierno del Estado recibieron a Claudia Sheinbaum Pardo en el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones “Campeche XXI”, a donde llegó escoltada por la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, que sorprendió al permanecer en Campeche este fin de semana y fue a buscarla a la terminal aérea, y por el secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega.

El pretexto fue dictar conferencia sobre políticas públicas y buen Gobierno, pero en realidad fue breve recuento, como ella mismo aceptó, de lo realizado por la administración capitalina, y para recibir el compromiso de la cuarta transformación en la entidad de apoyarla en sus aspiraciones presidenciales.

Sheinbaum Pardo, que ni siquiera vino al I Informe de quien hoy la cobijó en un acto que le endilgaron al Colegio de Notarios de Campeche, partió plaza y gustosa saludó a los morenistas que le gritaban “¡Presidenta!” una y otra vez.

Y le formaron pasarela hacia el pódium, donde el subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Arturo Aguilar Ramírez, como maestro de ceremonias animaba a los aplausos. También estaba el presidente del Colegio de Notarios de la Ciudad de México, Luis Antonio Montes de Oca Mayagoitia.

La primera en hablar fue la presidenta de los notarios campechanos, Mónica Patricia Rodríguez Castillo, quien pese a la censura de sus compañeros que se deslindaron del evento, presumió el esfuerzo de haber reunido a Layda Sansores y Claudia Sheinbaum con el notariado local, y expresó que “desde el notariado nos sumamos a la visión de transformar a Campeche”.

La figura del evento, la jefa de Gobierno de la CdMx, se dijo complacida de estar en el Estado, que “hoy no solamente es tierra de jaguares, sino tierra de la hora del jaguar”.

Tras recordar cómo se hicieron “hermanas de lucha” ella y la mandataria en el “Movimiento de las Adelitas” en Defensa del Petróleo en 2008, por alrededor de 50 minutos ponderó las obras que su administración realiza en la Ciudad de México, y cómo se ha vuelto más eficiente la aplicación de los recursos, aunque no precisó qué obras ha fomentado.

Expuso que a su administración la guían ejes. Primero, que por el bien de todos, primero los pobres, y no sólo es una frase, sino una concepción profunda de lo que concebimos para formar una Ciudad de México, en fraternidad, solidaridad y amor al pueblo. “Para que haya paz, tiene que haber justicia social, de lo cual el Estado debe encargarse”.

Y el segundo eje es que no puede haber Gobierno rico con pueblo pobre, pues deben quedar a un lado los privilegios y la corrupción; gobernar con honestidad o no se es parte de la cuarta transformación; gobernar con honradez, ya que la única manera de poder poner los recursos al servicio del pueblo es siendo honesto y no tener privilegios.

Aseguró que en su primer año quitó a la corrupción y a los privilegios alrededor de 25 mil millones de pesos, es decir, más del 10 por ciento del presupuesto de la ciudad, y es lo que les ha permitido generar otros derechos a los habitantes de la ciudad, y construir obras públicas que permitan vivir cada vez más en paz.

De la violencia contra las mujeres, opinó falta mucho por hacer para prevenirla, y afirmó que en el fondo hay una profunda discriminación y el no considerar que hay igualdad de derechos.

“Hoy somos nueve gobernadoras, y en la historia de México sólo habían siete, si alguien ha defendido a las mujeres, es nuestro movimiento”.

 

LA APOYO: LAYDA

Sansores San Román destacó la trayectoria de su invitada, y dejó en claro su apoyo para hacerla la presidenciable en el 2024, “por su honestidad, congruencia y lealtad”.

“Ya sabemos lo que viene, y me cuesta mucho trabajo disimular lo obvio. Que se van a hacer encuestas para más adelante, ¡que las hagan!, pero que no pierdan el tiempo en tocar mi casa. Mi corazón habló desde que conocí a Claudia, mi corazón está decidido, y el cerebro no funciona sin el corazón que no admite decretos”.