Tribuna Campeche

Diario Independiente

Baja aprobación a AMLO por mal Gobierno de Layda

Da click para más información

A partir del inicio del Gobierno de Layda Elena Sansores San Román, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador empezó a desplomarse en el Estado de Campeche, según muestra una encuesta elaborada por Consulta Mitofsky.

En ella se puede observar que mientras en octubre de 2021 el 83 por ciento de los campechanos respaldaba la administración del tabasqueño, en la actualidad sólo lo apoya el 64 porcentual, es decir, hubo un desplome de 19 puntos.

El ausentismo de sus labores de Gobierno, pues cada fin de semana la gobernadora viaja a la Ciudad de México a pasarla con su familia; sus asistencias a mítines políticos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y de su candidata Claudia Sheinbaum Pardo; la falta de obra pública; sus frecuentes enfrentamientos con actores políticos y medios de comunicación; así como los actos de corrupción, tráfico de influencias y nepotismo que prevalecen en su administración, han causado que la aprobación al Gobierno de López Obrador vaya a la baja.

Mientras en septiembre de 2021 la aprobación al trabajo del presidente López Obrador era del 81 por ciento, en octubre subió al 83, lo que refleja las buenas expectativas que tenían los campechanos del nuevo Gobierno de Sansores San Román.

Sin embargo, para noviembre de 2021 empezó la decepción y el respaldo bajó a 82 por ciento, y para diciembre ya era de sólo 76, es decir, en el primer trimestre de la administración de Sansores San Román el apoyo al Presidente había caído seis puntos porcentuales.

Empezamos este año con apoyo al Presidente del 74 por ciento de los campechanos, pero para febrero disminuyó a 73, y en marzo cayó a 69.

Hubo leve mejoría durante abril y mayo de este año, sin embargo, para julio la aprobación presidencial fue de 65 porcentual, y el mes pasado se desplomó a su nivel más bajo de estos cuatro años de Gobierno Federal con 64 por ciento, en lo que ha influido de manera negativa la pésima administración de la gobernadora Sansores San Román.