Tribuna Campeche

Diario Independiente

Pasean por tierra al Señor de los Mares

Da click para más información

Con fe, devoción y alegría, feligreses participaron ayer en el tradicional paseo por tierra con la escultura del Cristo Negro Señor de San Román, donde también estuvieron la charanga de Yucatán y gremios, desde el barrio que lleva su nombre hasta la Catedral de Campeche.

Previo al paseo, el obispo José Francisco González González llevó a cabo una celebración eucarística dentro del santuario, junto a la Virgen del Buen Viaje que vino desde Yucatán, en que señaló que el Evangelio dice que no hay que abusar de las cosas materiales que nos da Dios, sino que con ellas se ganen amigos en el cielo.

Al término de la misa, los custodios procedieron a cargar la escultura de ébano para sacarla del santuario y subirla a la grúa para iniciar su recorrido hacia la calle Bravo, doblar en la 12, tomar la Galeana y caminar por la 10 con dirección a la 67.

En el camino, turistas y más fieles se unieron a la procesión, mientras hubo quienes ya esperaban el paso del Señor de los Mares con flores o banderas en mano. Unos se persignaron, y otros aplaudieron y vitorearon.

La imagen llegó a la calle 8 del Centro Histórico, donde pasó por la Puerta de Mar recordando el momento en que arribó a tierras campechanas. De ahí se dirigió a la Catedral, esta vez cargada en hombros de unos 12 custodios.

En el recinto religioso, el sacerdote Francisco Velázquez Trejo ya esperaba la escultura, y comenzó a orar por la salud de los enfermos, las autoridades del Estado y país, la pandemia, la violencia y por todos los fieles que ponen su fe en el hoy patrono de la Diócesis de Campeche.

Tras orar, la imagen volvió a ser colocada en la grúa para regresar al santuario junto a la charanga de Yucatán, que se unió para seguir al sanromanero, y al llegar al barrio bailaron la música típica de la región.