Tribuna Campeche

Diario Independiente

Palizada en Plan DN-III

Da click para más información

Ante las anegaciones que se registran en algunas zonas, rancherías y comunidades ubicadas en las márgenes del río Palizada, derivadas de escurrimientos por el desbordamiento del río Usumacinta, el Ejército Mexicano aplica el Plan DN-III y las autoridades estatales y municipales refuerzan las acciones preventivas de los bordos de protección y colocación de seis mil costalillas de arena, además que se alertó a la ciudadanía a estar atenta por las lluvias que trae la tormenta tropical “Julia”

Autoridades de la Secretaría de Protección Civil (Seprocicam) declararon en sesión permanente el Sistema de Protección Civil Municipal, ante la contingencia que se registra por el desbordamiento del río Palizada, y se mantiene en constante monitoreo el nivel del afluente y de los efectos de la tormenta tropical Julia, que podría aumentar los niveles de riesgo de inundaciones.

La Secretaría de Salud (SSA) envió una brigada de médicos para atender a la población que presenta síntomas de gripa, tos y otros padecimientos, para brindarles consultas médicas y medicamentos.

La secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina activaron el Plan DN-III, al que también se sumaron elementos de la Guardia Nacional y la Secretaría de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), principalmente en las comunidades El Cuyo, Alamilla, Paso de los Caballos, Paraíso, La Gómez, Tila e Isla San Isidro, que registran inundaciones en caminos y viviendas.

Las autoridades estatales, municipales y federales recorren las zonas afectadas, y hasta el momento no han activado algún refugio temporal, pero se tiene una lista de al menos siete puntos o inmuebles que pudieran ser habilitados para resguardar a la población en caso de agravamiento de la situación.

Por ahora son reforzados los bordos de protección con seis mil costales de arena, a cargo de las brigadas de auxilio y apoyo a la población, conformados por la Dirección de Protección Civil Municipal, Sedena, Guardia Nacional y Seprocicam, para prevenir afectaciones.

Las autoridades estatales y municipales permanecen en alerta, porque se esperan más escurrimientos por el desbordamiento del río Usumacinta, factor que más influye en la creciente del nivel del río Palizada.

Se informó de afectaciones por el desbordamiento de río Viejo, que anegó viviendas. La carretera rural que conecta a la comunidad del Cuyo fue cerrada por un tramo afectado de 60 metros de la orilla del río Viejo, que comenzó a derrumbarse por las corrientes.

En la Isla San Isidro se aplicó el Plan GN-A, donde colocaron alrededor de 400 costales de arena y nueve laminas como barricadas, para prevenir que el bordo se siga colapsado por las corrientes, así como en la localidad Los Playones.