Tribuna Campeche

Diario Independiente

Ahora balacera contra comercio y casa

Da click para más información

PÁNICO EN LA COLONIA MINAS

En temas de inseguridad los campechanos van de sorpresa en sorpresa, pues aún no se reponían de la noticia de la ejecución de una persona el pasado viernes a plena luz del día, cuando ayer se registró otra balacera, ahora contra un negocio de materiales de construcción y una vivienda.

Los delincuentes sembraron pánico entre familias de la colonia Minas al continuar la ola de actos violentos en la capital campechana, donde la semana pasada ejecutaron a dos sujetos, uno en la colonia Sascalum y otro en el Fraccionamiento Fracciorama 2000.

Esto sucedió mientras la guanajuatense Marcela Muñoz Martínez, secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana (SPSC), salió a promover su imagen, como cada semana, al recorrer el malecón de la ciudad resguardada por guaruras, en su desangelada actividad “Pedalea con tu Policía”.

“Fueron como tres detonaciones fuertes que escuchamos, realizadas por dos sujetos armados a bordo de una cuatrimoto rojo con negro. Nos dio tanto miedo que nos resguardamos en nuestros hogares”, relató uno de los vecinos de la calle Jade, entre Alejandrina y Galeana, frente a la Escuela Primaria “Septimio Pérez Palacios”.

Trascendió que se trató del ataque de integrantes de un grupo del crimen organizado, presuntamente los llamados colombianos, conocidos extorsionadores que ofrecen préstamos en dinero bajo el sistema “gota a gota”.

Los impactos de bala, al parecer calibre 22, dieron contra el frente de un negocio de materiales de construcción y la lámina de zinc de una vivienda. Los casquillos percutidos quedaron detrás de la primaria.

“Da miedo que suceda otro ataque en horario de clases y lesionen a los niños que asisten a la escuela. Desde hace tiempo, en Minas hay constantes detonaciones, pero en esta ocasión sembraron más el pánico entre los habitantes”, refirieron los temerosos ciudadanos que exigen al Gobierno del Estado parar la ola de inseguridad.

Horas más tarde, agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) acordonaron el área, donde se presentó personal del Departamento de Alto Impacto de la Fiscalía General del Estado (FGE) para iniciar las investigaciones, y constatar los daños ocasionados al negocio y el hogar de una familia.

Los habitantes de la colonia Minas no descartaron organizarse para reforzar las labores de vigilancia, en vista de que las autoridades estatales de seguridad pública se ven limitadas en sus acciones.