Tribuna Campeche

Diario Independiente

Gobierno Estatal fue vencido por delincuencia

Da click para más información

El Gobierno de Layda Sansores San Román perdió la seguridad en la que vivíamos los campechanos, fustigó el líder estatal del PRI, Ramón Cuauhtémoc Santini Cobos, y sostuvo que es resultado de nombrar a la foránea Marcela Muñoz Martínez como secretaria de Protección y Seguridad Pública (SPSC), que no le tiene ningún cariño al Estado y ve ‘normal’ los hechos violentos.

El Gobierno Federal no acepta que su estrategia contra la delincuencia fracasó y perdió el control del país, y sigue permitiendo que el crimen organizado opere impunemente, y en la entidad al Gobierno le quedó grande la seguridad.

El número de muertos ha roto todos los récords en la historia de México, indicó, con 120 mil homicidios y cuatro mil 500 secuestros, más de tres mil asesinados sólo en mayo, equivalente a más de 100 por día. Además, México tiene a ocho de las 10 ciudades más peligrosas del mundo.

Se suma ahora Campeche con lamentables hechos en las colonias, balaceras a plena luz del día y ni qué decir de Carmen, donde la inseguridad cada vez está peor. Pero lo que sucedió el pasado viernes nos pone aún más en alerta. Pensar en la presencia del crimen organizado son palabras mayores. Campeche no se lo merece, atajó.

México es hoy el cuarto país más peligroso del mundo y Campeche era el Estado más seguro de este país. Lo diremos fuerte y claro, en Campeche no lo vamos a permitir. La seguridad del Estado no se debe mezclar con los intereses políticos de un gobierno, primero está la seguridad y la tranquilidad de todos los campechanos, subrayó.

No obstante, lamentó que el Gobierno Estatal nombre a gente no preparada, sin conocimiento ni experiencia para resolver un tema fundamental, como es la seguridad. Gente no campechana, que no le tiene cariño al Estado, y cree que es normal lo que sucede, que es pecata minuta.

Los gobiernos priístas siempre trabajaron para garantizar primero la tranquilidad que caracterizó a Campeche, y que hoy nos tiene a todos muy preocupados.  A este Gobierno sin duda le quedó grande este tema. La inseguridad ha llegado a donde nunca hubiéramos imaginado y ya es momento de hacer algo, concluyó.