Tribuna Campeche

Diario Independiente

Buscan un arreglo con Q. Roo sobre el conflicto de límites

Da click para más información

Personal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación visitó la zona limítrofe en disputa por los gobiernos de Campeche y Quintana Roo y tomaron medidas para dirimir el conflicto, reveló Armando Constantino Toledo Jamit, jefe de la oficina de la gobernadora Layda Sansores. Confió en “arreglo de conveniencia” con la llegada de la morenista Mara Lezama Espinosa a la gubernatura del vecino Estado.

Rechazó desatención del Gobierno del Estado de Campeche hacia ciudadanos que viven en esa zona, como lo han denunciado pobladores y el alcalde de Calakmul, Luis Enrique Alvarado Mo. “Hay áreas de la zona limítrofe, no de hoy sino de hace muchos años, a los que atiende el Gobierno de Quintana Roo y otras el de Campeche”, aceptó.

Eso no se va a resolver, sentenció, en tanto no defina la Suprema Corte de Justicia de la Nación. No es falta de atención, pero así se ha heredado de muchas administraciones, de tiempo atrás, y hay áreas completas que reciben cuidados del Gobierno del vecino Estado. No es de ahora, justificó.

Hace tres semanas el consejero jurídico fue a presentar pruebas en favor de Campeche a la SCJN y lo mismo hace Quintana Roo. Ambos Estados están trabajando en ello.

Dejó entrever que quizá ayude el arribo de Morena al Gobierno de Quintana Roo, a través de su gobernadora Mara Lezama Espinosa, y exista con la mandataria campechana Layda Sansores “algún arreglo de conveniencia para ambos lados”.

Insistió en que no hay desatención, “porque no podemos meternos a las comunidades que tienen credenciales del IFE del Estado de Quintana Roo, y hay comunidades de esa entidad que tienen credenciales de Campeche”.

Se le preguntó qué ocurrió con la lucha que se dijo que el Gobierno del Estado ganó en la cuestión limítrofe, y respondió: “Ahí sigue. Tan es así que nunca se ha ganado, que sigue vivo el problema y sigue en la SCJN”.

Hoy se ha hecho más trabajo legal ante la Suprema Corte, aseguró. Ya vinieron los técnicos de la SCJN y tomaron medidas. Ya hay referencias, ya hay rumbos. Ya se trabajó físicamente en campo, la localización del origen de este problema. El trabajo ahí está y es puntual.