Tribuna Campeche

Diario Independiente

Niegan presencia de perro del infierno

Da click para más información

La Secretaría de Salud de Campeche desmintió que la variante BQ.1.1 y BQ.1 de la Covid-19, apodadas como ‘perro del infierno’, haya llegado a la entidad, pues no hay casos confirmados de la enfermedad, con lo que echó abajo las afirmaciones de autoridades sanitarias vertidas a nivel central de que hay detectados cuatro casos.

La información proporcionada por la secretaria de Salud, Oliva López Arellano, de que las variantes BQ.1.1 y BQ.1 de la Covid-19 han llegado a México y han sido confirmados, hasta ahora 16 casos, causó alerta entre la población campechana.

De acuerdo con esa información, López Arellano aseguró que los primeros casos de la variante fueron reconocidos en los Estados de Nuevo León, Campeche, Tabasco, Yucatán, Chiapas, Estado de México y Ciudad de México.

Según información de la Secretaría de Salud, las variantes BQ.1.1 y BQ.1 de la Covid-19 que proceden de Ómicron, no producen cuadros más graves, por lo que se exhortó a la población a no entrar en pánico y a seguir con las medidas adecuadas para prevenir contagios.

La Secretaría de Salud en Campeche, a través de su Unidad de Comunicación Social, desmintió que en la entidad se haya detectado el ‘perro del infierno’, como se le ha bautizado a esta nueva variante de la Covid-19.

Según información del sector salud, una de las principales características de esta nueva subvariante es su mayor transmisibilidad respecto a cepas anteriores, ya que algunos estudios apuntan a que es al menos 10 por ciento superior, y otros indican que podría situarse hasta en 30 por ciento más.

De los síntomas, los más habituales incluyen tos, dolor de cabeza, fatiga, diarrea, congestión nasal, fiebre, malestar muscular, disnea y pérdida de olfato o gusto, muy similares al resto de las variantes. No obstante, las únicas particularidades que presenta son la pérdida de apetito, afonía y taquicardias.

Se precisa que esta nueva variante, caracterizada por su rápido crecimiento, ha pasado a denominarse popularmente y a viralizarse en redes sociales como ‘perro del infierno’, debido a su rápida transmisión y mayor capacidad de contagio.