Tribuna Campeche

Diario Independiente

Juan Manuel Herrera, patiño de la gobernadora Layda Sansores San Román en su programa “Martes del Jaguar”, intentó comunicarse con su “comadre” y con la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, la guanajuatense Marcela Muñoz, para que no lo detuvieran.

DETIENEN BORRACHO A VOCERO DE LAYDA

Da click para más información

AMENAZA E INSULTA A LOS POLICÍAS QUE LO RETUVIERON.

El director de área de la Unidad de Comunicación Social (UCS) del Gobierno del Estado de Campeche, Juan Manuel Herrera Real, “compadre” de la gobernadora Layda Elena Sansores San Román, fue asegurado en un retén la noche del viernes por conducir borracho, y tras mandar a chingar a su madre a los policías y amenazar con despedirlos, lo dejaron en libertad y le devolvieron su vehículo poco después.

Según testigos, el funcionario estatal, que se encarga de dar las “fake news” en el programa semanal de la gobernadora, en que acusa de “borrachos” y “chayoteros” a los periodistas, viajaba en su camioneta Chevrolet, Trax, con placas de circulación DKA-6951 del Estado de Campeche, con al menos otros tres jovencitos, uno de ellos menor de edad, también borracho, con quienes había convivido.

Cerca de las 3:00 horas de ayer sábado, personal de la Policía Estatal (PE) y agentes viales implementaron filtro de alcoholemia en la avenida Justo Sierra Méndez por calle Bravo, de San Román. Le marcaban el alto a automovilistas y motociclistas para practicarles la prueba de alcoholemia y verificaban la documentación de los vehículos.

Así dieron con el conductor de la camioneta Chevrolet, Trax, con placas de circulación DKA-6951 del Estado de Campeche, quien estaba borracho.

En video difundido en redes sociales, se aprecia a Herrera Real como conductor. A trompicones descendió de su unidad y confrontó a los oficiales. Se escucha que aporrea el capirote del vehículo, mientras un oficial llena la boleta de infracción.

Los amenazó con despedirlos a todos, porque “no saben con quién se meten”, y realizó varias llamadas telefónicas tanto a su comadre la gobernadora Layda Sansores, como a la secretaria de Protección y Seguridad Ciudadana, Marcela Muñoz Martínez.

No se sabe si le contestaron la llamada, pero a viva voz amenazaba a los oficiales con despedirlos, porque “no saben con quién se están metiendo”. “Chinguen a su puta madre”, les indicó a los calmados y prudentes policías.

En el video se escucha que los agentes, a través de sus radios, pedían apoyo de una patrulla del sector para arrestar al borracho rijoso, ante su prepotencia y ofensas. No lo arrestaron pese a su conducta ofensiva. Los policías le retuvieron la camioneta, mientras que el “compadre” de Sansores San Román se retiraba. Tiempo después le alcanzaron su vehículo.