Tribuna Campeche

Diario Independiente

Celebra Iglesia primer domingo de Adviento

Da click para más información

OLVIDAR ENOJOS Y ODIOS, Y APRENDER A PERDONAR

Con el encendido de la primera vela de la corona de Adviento, el obispo de la Diócesis de Campeche, José Francisco González González exhortó a la feligresía que la Navidad sea de unión y reflexión, e invitó a que se preparen para la llegada de nuestro Señor Jesucristo, cuando la Iglesia se pinta de color morado.

En Catedral, el jerarca de la Iglesia Católica en Campeche indicó que la festividad es como la Cuaresma porque existe una preparación para iniciar la llegada de Jesús, en el que también participan la Virgen María y José en el nacimiento, que para los católicos tiene gran significado y se vive con fervor.

Lamentó que actualmente la inseguridad ha incrementado, y peor cuando proviene de trabajadores que se encargan de la misma seguridad, y puso como ejemplo los aeropuertos, donde muchos de los que se encargan de revisar las pertenencias de las personas se aprovechan para robar.

“La mejor forma de prepararse es esperar la venida del Señor con un corazón cambiante. Una transformación verdaderamente importante. Originalmente los mandamientos dicen no matarás, ni robarás, pero en México todos hemos robado sin robar”, sostuvo.

González González puntualizó que actualmente nadie puede decir que está libre de odio y venganza porque tomamos actitudes bajo el enojo, como las famosas miradas que matan, o cuando dicen que la persona no le interesa, o que para ellas esa gente está muerta.

“Prácticamente con esas actitudes hemos sacado la espada para matar y lo conjugamos con gestos, palabras, miradas o comentarios de que la otra persona ya está muerta para mí, pero Dios quiere que ese deseo lo convirtamos en instrumento para dar vida a los demás, y esa es la razón del color morado, porque cuesta perdonar”, sostuvo.