Tribuna Campeche

Diario Independiente

No puede salir del Estado exdirectora del Cobacam: juez

Da click para más información

Como medida cautelar, juez de Control ordenó no salir del Estado a la exdirectora del Colegio de Bachilleres de Campeche (Cobacam), A.S.R., y a J.A.T.C., hasta que les definan su situación jurídica el lunes próximo, ante la acusación de peculado y uso indebido de atribuciones y facultades por presunto desvío millonario en el 2020.

A.S.R. fue identificada como la exdirectora general del Cobacam, y J.A.T.C. como exdirector administrativo, ambos señalados como los autores de falsificar firmas para el desvío de recursos.

Además de no salir de la entidad campechana -A.S.R. labora en Yucatán-, ambos tienen prohibido acercarse a testigos y trabajadores del Cobacam, de acuerdo a lo integrado en la carpeta judicial 19/22-2023/JC.

En el expediente judicial quedó asentado que la primera audiencia en contra de A.S.R. y J.A.T.C. debió llevarse a cabo el viernes 11 de noviembre del presente año, a las 14:30 horas. Pero no comparecieron y promovieron amparo para no ser detenidos.

El juez de Control programó una segunda audiencia, a la cual los imputados se enlazaron a través de la plataforma Zoom. La diligencia judicial se llevó a cabo a partir de las 15:30 horas del martes 29 de noviembre, y concluyó cerca de las 8:00 de la noche.

Durante la audiencia, el personal de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción del Estado de Campeche (Feccecam) formuló imputación, es decir, presentó la acusación formal a los señalados.

Ambos son imputados de falsificar firmas, presuntamente para realizar el desvío de dos millones de pesos, lo cual fue detectado por la Contraloría del Estado de Campeche, que interpuso formal querella ante la Feccecam.

Ante las acusaciones, la defensa de A.S.R. y de J.A.T.C. solicitó la ampliación del término constitucional, que vence el lunes 5 de diciembre. El juez de Control programó la audiencia a las 10:00 horas.

Al conceder la petición a la que tenían derecho los acusados, el juzgador impuso las medidas cautelares antes descritas.

La defensa de los acusados tiene este tiempo para hacerse de datos de prueba a fin de desestimar la acusación, y echar abajo las investigaciones de la Feccecam.