Tribuna Campeche

Diario Independiente

Preocupa a católicos inseguridad en Estado

Da click para más información

EXIGE PÁRROCO HERNÁNDEZ A AUTORIDADES QUE LE RESPONDAN AL PUEBLO

La grey católica de Campeche está preocupada por la situación de inseguridad, de crímenes y robos que se padecen, afirmó el responsable del periódico católico “Nuestra Voz”, Ricardo Hernández, y exigió a las autoridades brindar “esa seguridad, porque se entiende que fueron electas por el voto popular, así que ¡respóndanle al pueblo!”.

Y detalló que los obispos de México han manifestado sus preocupaciones por tantas cosas y tantos temas que ocurren, y muestran una disposición a dar un mayor aporte a la paz, que es tarea de todos y empieza por el hogar, y después desde los ámbitos donde nos encontremos.

Recordó que desde hace tiempo atrás, en Campeche se colgaron mantas donde se advierte a los malandrines la presencia de seguridad vecinal dispuesta a castigarlos, diciendo a la vez “entre todos nos cuidamos”.

“Esa cultura de cuidarnos, de ayudarnos entre todos, debe rendir frutos, y lo que está pasando en Campeche sí nos preocupa mucho, porque hay cosas que antes no sucedían u ocurrían raramente aquí”.

Incluso, añadió, hay casos que uno como sacerdote se entera, y que a lo mejor no fueron de tanto impacto mediático, pero uno se da cuenta de que son cosas que antes no sucedían mucho.

Ante esta situación, exhortó a empezar en el mismo hogar a forjar una cultura de la paz. Arreglar las cosas con diálogo; papá y mamá deben estar dispuestos a platicar entre ellos y escuchar a los hijos; de ahí, aplicarlo en el barrio, hablar con los vecinos, y llegar a acuerdos de cuidarse unos a otros.

También pidió a las autoridades brindar “esa seguridad, porque se entiende que fueron electas por el voto popular, así que ¡respóndanle al pueblo!”.

Recordó lo dicho al presidente Andrés Manuel López Obrador por un sacerdote en Chihuahua, ante el asesinato de dos curas: “Revise su estrategia de seguridad, porque no está funcionando; los abrazos no tapan los balazos”, y también “México, país de abrazos y balazos”, que significa que hay abrazos para un sector de la población, balazos mediáticos para otra gente, y por parte del narco, balazos físicos.